Aristóteles Sandoval afirmó que el partido al cual pertenece (PRI) debe reconocer lo que se hizo mal y comenzar a delinear un remedio para generar un cambio de fondo

El Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, afirmó que el partido al cual pertenece (PRI) debe reconocer lo que se hizo mal y comenzar a delinear un remedio para generar un cambio de fondo, pues fue claro el mensaje que dejó la ciudadanía en las urnas de las votaciones del primero de julio.

Esto, aprovechando el marco de la ceremonia de entrega del título de Doctor Honoris Causa al Presidente de la República Oriental de Uruguay, Tabaré Ramón Vázquez Rosas, quien habló sobre la democracia como ente del progreso en su país.

“Los mexicanos dejaron muchos mensajes en las urnas. Con el que yo me quedo y que recojo con gran apertura y conciencia es uno que tiene que ver con el partido al que pertenezco (PRI), como muchos de los grandes partidos que ahora pasaron a ser pequeños partidos en representación de la sociedad. Y ese mensaje fue un rotundo no, a la idea de seguir bajo la misma lógica. Una lógica basada en las formas que no son sino una manera de establecer un juego de espejos, un diálogo entre muy pocos en el que el ciudadano irremediablemente queda fuera. Ese insistir en hablar entre nosotros y, sólo entre nosotros, ha limitado, entre otras cosas, nuestra capacidad de debatir, de disentir, de discutir y, con base en eso, entendernos que el conflicto es necesario en la política, reconocer lo que se hizo mal y comenzar como partido a delinear un remedio”, explicó.

“El mensaje que nos dejaron es muy parecido al que han dado a los electorados de otros países a su clase política y sus partidos tradicionales. En el caso de México y de mi partido, entraña el llamado de un electorado que nos urge a definirnos, en nuestro caso, dejar las ambigüedades, decir con claridad si vamos a ser el partido que defienda las causas más progresistas: ampliación de libertades, legalización de ciertas drogas y una repartición justa y equitativa de la riqueza producida, o si vamos a seguir derivando en visiones a menudo tecnicistas, frías y, hay que decirlo, conservadoras”.

El título entregado al mandatario uruguayo es por su labor como médico, docente y estadista, así como por sus contribuciones a la vida democrática de América Latina y su impulso a políticas públicas de salud, empleo, justicia y educación. La ceremonia se llevó a cabo en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara.

Al evento asistieron, además del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, y el presidente de la República Oriental de Uruguay, Tabaré Ramón Vázquez Rosas, el rector general de la UdeG, Miguel Navarro Navarro; Benito Mirón López, director general de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Educación Pública con la representación del gobierno federal.

Compartir