Tras reafirmar que no regresará a su cargo en Relaciones Exteriores, Alberto Uribe señaló que encabeza como externo en Morena será un contrapeso del gobernador (Alfaro)

Alberto Uribe Camacho, quien fuera candidato a la alcaldía de Zapopan, es claro y contundente al señalar que se quedará en al regiduría y desde allí el movimiento “será un contrapeso del gobernador (Enrique Alfaro). Advirtió que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Jalisco debe darse “una sacudida” porque no existe maquinaria de partido.

Después de la elección del pasado 6 de junio, el candidato del Morena a la presidencia municipal de Zapopan deja en claro que se queda en Jalisco para seguir con el Movimiento de la 4T, es decir Uribe no regresará a su cargo en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que preside Marcelo Ebrard Casaubón.

Por lo anterior, reafirmó que se queda en su cargo de regidor de la Ex Villa Maicera y categóricamente advirtió que será un contrapeso al gobierno de Enrique Alfaro Ramírez.

“Que no tengan ningún contrapeso el gobernador Alfaro, ya lo conocen cómo es. Entonces necesita tener contrapesos y necesitamos construir temas de ideas, de visiones, de a dónde vamos, a dónde vamos a parar”, destacó.

En cuanto si migra o no a otro partido distinto a Morena, Alberto Uribe subrayó: “No busco otro partido aunque de entrada competí por Morena pero soy candidato externo”.

Y abundó: “No milito en Morena pero por lo menos puedo ser un liderazgo que le meta método y objetivos, más actores, meter más gente, son los mismos que arrancaron, a los fundadores y todos los demás los excluyen, tienes que agregar a todos porque todos son importantes, en un proyecto todos tienen que caber”.

Aunado a lo anterior, el político jalisciense consideró que “Morena (estatal) debe darse una sacudida pues no existe la maquinaria del partido en Jalisco” y además “es una guerra de tribus que no mueve nada”.

De esto hablará con el líder nacional, Mario Delgado Carrillo, ya que la dirigencia estatal está acéfala y necesita de indicadores y método para generar otros resultados.

En cuanto al proceso electoral, Alberto Uribe aseveró que sí hubo operación y desvió de recursos por parte del partido oficial (Movimiento Ciudadano), aunque externó que no interpondrá ninguna denuncia o recurso por los resultados obtenidos en esta elección.

Se le cuestionó su continuará con las denuncias que interpusieron como la entrega de tinacos:

“Tenemos que acotarla porque no se vale que desvíen recursos públicos pero no voy a meterme a una discusión de un juicio a buscar cancelar la elección, suspenderla para que se repita porque traes un gasto de locos, con las pruebas que tenemos de desvío de recursos tal vez se podría dar, pero hay que respetar la voluntad popular si eres un demócrata”.

Finalmente, Alberto Uribe atribuyó los resultados desfavorables a su candidatura a un voto anti-AMLO que se dio en Zapopan por las campañas negras. No obstante, su movimiento seguirá firme y sumando pues con “el triunfo de MC en Zapopan la seguridad no va a cambiar, en la que la percepción es que 67 de cada 100 ciudadanos se sienten inseguros”.

Compartir