Deseos Navideños 2020: Un sueldo como el Samuel García, un sistema de salud como el de Dinamarca y una prensa más amorosa

Por Alfonso García Sevilla

Agradezco que tú, amigo lector, sigas haciendo posible este espacio de opinión. Han sido ya varios años los que desde esta trinchera plasmo aquellas cosas que en el gobierno, la política y la sociedad no andan del todo bien y que se agudizaron en este pandémico 2020. Sin embargo, ya no te voy a hostigar en esta última columna con ello.

Quiero desearte una feliz navidad rodeados de tus seres queridos, y que Santa, el niño Dios o los Reyes Magos traigan para ustedes:

-Un sueldo para cada miembro de tu familia, chiquito, así como el conocimiento del senador Samuel García de la realidad de la situación económica de los mexicanos. Ojalá el promedio de nosotros tuviera un ingreso mínimo 40 mil pesos y aun así poder ser felices así como lo señala el emecista es un “sueldito”… y no de los alrededor de 5 mil 550 varos mensuales actuales.

-Salud de primer mundo, como los servicios en la materia que a partir de este mes AMLO nos prometió y son el resultado de dos años de limpiar de corrupción el sistema. Lo que antes se robaban hoy ingresa y fortalece los sistemas públicos de salud, derivando en una excelsa atención y medicamentos gratuitos al igual que sucede en países como Dinamarca.

-Mucho amor, toneladas de amor, como es que  la “prensa” objetiva y crítica le profesa durante las mañaneras al Presidente. Gracias a ellos por decirnos todas y cada una de las excepcionales virtudes que AMLO posee y ha puesto al servicio del pueblo. Ojalá que la devoción y amor que personajes, como ”Lord Molécula”, señalan, -en un ejercicio del periodismo serio que va más allá de lo profesional- lo tomen de ejemplo aquellos reporteros fifís y conservadores que se la pasan criticando al presidente porque se les acabó el “chayote”.

Salud, dinero y amor, pero sobre todo, te deseo un 2021 sin pandemia y que sea un año donde nos volvamos a abrazar y convivir sin miedo al contagio ¡Felices fiestas virtuales y nos vemos en enero!

Mi resto:

Lamento profundamente la pérdida del periodista Rubén Bautista, con quien compartí durante 3 años el espacio radiofónico en el programa “Poder Ciudadano”. Un excelente conversador, crítico y analítico en su profesión,  pero mejor amigo y ser humano. A sus familiares mis sentidas condolencias ¡Hasta luego Rubens!

Compartir