Los niños se llevaron la peor parte de los esfuerzos para responder a la pandemia del COVID-19, lo que afectó especialmente a su derecho a la educación: ONU

Los niños se llevaron la peor parte de los esfuerzos para responder a la pandemia del COVID-19, lo que afectó especialmente a su derecho a la educación. La realidad del cambio climático amenaza sus vidas ahora y en el futuro.

Los derechos de los niños deben seguir siendo una prioridad y sus voces deben escucharse y tomarse en cuenta, comentó el lunes en Ginebra el Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al inaugurar la 92ª sesión del comité de los Derechos del Niño de la ONU.

Volker Türk recordó que este año se celebra el 75 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el documento que ha marcado el camino hacia los derechos, la dignidad y la igualdad para todas las personas.

“Al embarcarnos en la celebración de la Declaración, la cual durará todo el año, esforcémonos por garantizar que los derechos de los niños sigan siendo nuestra prioridad colectiva”, afirmó.

Disminución del respeto

El respeto de los derechos de los niños en todo el mundo está en fuerte retroceso, informa el Alto comisionado.

Los niños se llevaron la peor parte de los esfuerzos para responder a la pandemia del COVID-19, lo que afectó especialmente a sus derechos a la educación. La realidad del cambio climático amenaza sus vidas el día de hoy y su futuro, dijo Türk.

Mientras tanto, los defensores de los derechos de la infancia, especialmente las niñas y niños no conformes con su género, se han enfrentado a una creciente represión en muchos países.

Privados de lo mínimo

Muchos niños y niñas alrededor del mundo continúan viviendo en zonas de guerra o con graves necesidades humanitarias y en todas las crisis, los niños se encuentran entre los más afectados.

“Los datos reflejan una realidad escalofriante. Los niños representan el 41 por ciento de los más de 100 millones de desplazados forzosos que hay en el mundo”, añadió.

“En 15 países afectados por la crisis, unos 40 millones de niños sufren una grave inseguridad nutricional, al no recibir lo mínimo que necesitan para crecer y desarrollarse en la temprana infancia”. 

Apoyo a los tratados de la ONU

El Alto Comisionado dijo que su Oficina estaba ultimando un plan que facilitaría la labor del Comité de los Derechos del Niño y de los demás comités surgidos de los diferente tratados de derechos humanos la ONU.

Estos 10 comités, compuestos por expertos de todo el mundo, supervisan la aplicación de los principales tratados internacionales de derechos humanos que abordan cuestiones como poner fin a la discriminación contra la mujer y prevenir la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

«La labor de mi Oficina y la de los cuerpos de vigilancia de los tratados se refuerzan mutuamente, y seguiremos basándonos en sus debates, deliberaciones y resultados sustantivos», afirmó.

«Nuestra jurisprudencia, observaciones generales y observaciones finales sobre situaciones específicas de países constituyen una orientación esencial para el trabajo de mi Oficina y del sistema de la ONU sobre derechos humanos en general».

Necesidad de financiación

Türk dijo que también era consciente de la crónica falta de financiación para estos órganos surgidos de los tratados, lo que ha contribuido a un retraso significativo en los informes de los Estados y en las comunicaciones individuales.

Avanzar en la plena aplicación de las obligaciones de derechos humanos basadas en tratados requiere una financiación sostenible por parte de los Estados miembros, dijo Türk, que reconoció que también requiere recursos presupuestarios suficientes por parte de su Oficina.

Además, el impulso que rodea a la conmemoración del aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos también presenta nuevas oportunidades.

Por ejemplo, «brinda la oportunidad de reforzar la cooperación y el compromiso entre los mecanismos internacionales y regionales de derechos humanos”, aseguró.

“El Comité tiene un enorme potencial para comprometerse con los 196 Estados Partes en la Convención sobre los Derechos del Niño a través del diálogo sobre cuestiones relacionadas con la infancia como punto de partida», afirmó.

Informe adaptado a los niños

Türk adelantó que en marzo se celebrará una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la que, por primera vez, niños de distintas regiones se unirán a él en una mesa redonda sobre los retos y oportunidades a los que se enfrentan a la hora de ejercer sus derechos en el espacio digital.

Garantizar los derechos de los niños

El Alto Comisionado comenzó su intervención citando a una asesora infantil del Comité, la activista climática Maya-Nutuk de Groenlandia, quien afirmó que los niños son una prioridad, no una elección.

«Creo que las palabras de Maya, y las voces de otros niños como ella, pueden guiar el debate de hoy.

«Guiarnos para seguir haciendo de los derechos de los niños una prioridad. Impúlsanos a garantizar que sus voces no sólo se oigan, sino que se escuchen. E instarnos a responder y a actuar. Para garantizar que todos los niños, en todas partes, disfrutan de sus derechos y fundamentales libertades».

Compartir