Tras feminicidio de Vanessa Gaytán en Casa Jalisco, el alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro,  admitió deficiencias en la aplicación de las órdenes de protección a mujeres

Tras feminicidio de Vanessa Gaytán Ochoa en Casa Jalisco, la casa donde reside el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, el presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro Castro, reconoció deficiencias en las órdenes de protección a las mujeres, por lo que pidió voluntad políticas y disposición para coordinarse las autoridades municipales y estatales, así como la Fiscalía General de Justicia para garantizar la eficacia en la protección a las mujeres.

En entrevista el alcalde de Guadalajara se pronunció por la voluntad políticas y la disposición de las autoridades tanto municipales como estatales para proteger a las mujeres que se encuentran en peligro tras medidas dictadas por una autoridad judicial en cuanto a las órdenes de protección.

En este tema Del Toro Castro admitió que hay deficiencias en el mecanismo de las órdenes de protección para las mujeres y alertó que empiezan desde la notificación, dado que en muchos de los casos ni siquiera se dan a conocer al posible agresor.

Lo anterior fue expresado tras el feminicidio ocurrido en las inmediaciones de Casa Jalisco, en donde Vanessa Gaytán Ochoa, perdió la vida en manos de su ex esposo ante la mirada de los policías que resguardan la residencia donde vive el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, quien en un principio indició que este feminicidio sólo responde a la descomposición social y ante ello el gobierno no puede hacer nada.

El Primer Edil de la Perla Tapatía indició que en Guadalajara existen más de mil órdenes de protección aunque señaló que no se ha afinado un mecanismo para conocer cuántas de ellas representan un riesgo potencial.

“En Guadalajara hay más de mil, hay que recordar que tienen vigencia y la cantidad incluso de más de mil en Guadalajara también obedece por ejemplo en el caso de divorcio los litigantes acostumbran presentar una orden de protección como parte de las pruebas del divorcio, entonces esos son los mecanismo que hay que afinar muy bien, identificar cuáles son las situaciones de riesgo de la peligrosidad de una circunstancia haga la movilización de las autoridades”, dijo.

Al lamentar el feminicidio en Casa Jalisco, Ismael del Toro esperó que este caso sirva para cumplirle a las mujeres que se encuentran en situación de protección.

Fue entonces que admitió que hay deficiencias en el mecanismo de protección.

“Hay muchas partes del mecanismo de operación de las órdenes de protección que están deficientes desde el arranque de la notificación porque no se pueden hacer notificaciones a través de los policías. Tenemos que encontrar desde el municipio alguna capacidad para ayudarle a Fiscalía a que se hagan esas notificaciones, a que le den seguimiento”.

En lo que se refiere a Guadalajara informó que están en la ruta para crear la Fiscalía de Atención a la Violencia Contra las Mujeres aunque “no será precisamente un albergue porque el municipio no tiene las condiciones jurídicas para un albergue pero sí un espacio que dé atención integral, pero también que pueda dar protección a las mujeres que estén en una situación de violencia”.

Compartir