Diputados cuestionan a Durazo Montaño sobre inseguridad y combate a la delincuencia y él responde: “No hay Estado fallido ni debilitado”

Ante los cuestionamientos de los grupos parlamentarios de la Cámara de Diputados sobre el problema de la inseguridad y el combate a la delincuencia, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño aseguró que el Estado mexicano prevalece y no hay “nada de Estado fallido ni debilitado”.

Reconoció que la inseguridad es un reto de Estado y se tiene que entender y enfrentar, como una corresponsabilidad de los tres poderes, de los tres niveles de gobierno y de la sociedad.

La estrategia, expuso, tiene un componente de coordinación y colaboración internacional porque lamentablemente la dimensión del crimen organizado del país tiene un carácter trasnacional. “Tiene ramificaciones muy fuertes en otros países que nos obligan a la coordinación y a la colaboración, sin afectar en lo más mínimo el respeto por nuestra soberanía”.

En el marco de su comparecencia como parte del Análisis del Primer Informe de Gobierno ante el Pleno cameral, Durazo Montaño Indicó que el Estado tiene la capacidad para enfrentar eficazmente al crimen organizado “a condición, de que avancemos conjuntamente en una serie de variables. No solo el gobierno federal ni la fuerza pública, son muchas variables y los corresponsables”.

Consideró imprescindible combatir el tráfico ilegal de armas y destacó que se creó un grupo de alto nivel para trabajar en un programa conjunto que ya se tiene definido con el gobierno norteamericano. “Que cada uno asuma su responsabilidad para sellar las fronteras y garantizar congelar el tráfico; los artefactos que vimos en Culiacán, entraron, obviamente, de contrabando y algunas de ellas tienen la característica de que fueron fabricadas para uso exclusivo del Ejército norteamericano”.

El funcionario precisó que México vive una dura inseguridad y el gobierno ha definido seis estados como prioritarios, pues ahí se genera el 50 por ciento de los homicidios dolosos: Baja California, Chihuahua, Jalisco, Michoacán, Guanajuato, estado de México y Veracruz.

Al iniciar la ronda de preguntas, el diputado Mario Delgado Carrillo (Morena) sostuvo que hoy a la delincuencia se le combate con una estrategia que busca eliminar sus raíces: marginación, pobreza, injusticia, atraso y, al mismo tiempo, recomponer el tejido social. Destacó la creación de la Guardia Nacional y urgió a regular el mercado de las drogas en México para arrebatárselo a la delincuencia.

“Tuvimos un buen acuerdo con congresistas americanos para que haya financiamiento para detener el tráfico ilegal de armas. Seguiremos trabajando de la mano del Presidente y de su gabinete hasta que prevalezca la paz y la tranquilidad”, dijo.

Por el PAN, Jorge Arturo Espadas Galván lamentó que se use al Ejército y Marina como escudo para explicar una fallida estrategia en el culiacanazo. Dijo que México, vive una terrible inseguridad y a nadie ayuda culpar a otros gobiernos. “Las víctimas de la delincuencia sí guardamos rencor y sí queremos la fuerza contra el crimen. Se requiere una estrategia real, no de abrazos ni chistes”.

Héctor Yunes Landa, diputado del PRI, luego de externar su apoyo a los soldados y los marinos, señaló que la inseguridad es la mayor preocupación de las familias; debe hacerse un frente ante los recortes al fondo de los municipios, ya que requieren fortalecerse y no ser abandonados. Preguntó, sobre el balance de la estrategia en seguridad, qué debe corregirse y cómo; si se tiene previsto promover la sustitución de los integrantes de la Guardia Nacional que están haciendo tareas migratorias y si se buscará mayores recursos.

El diputado del PT, Alfredo Porras Domínguez reconoció que uno de los grandes reclamos de la sociedad ha sido la inseguridad que se vive cada día; por ello, el Poder Legislativo ha dotado al Ejecutivo de los mejores instrumentos para combatir a las organizaciones. “La inseguridad galopa en todo el territorio; no permitamos que se destruyera el tejido social y las instituciones. Hoy reconocemos la actitud del gobierno en los sucesos de Culiacán, Sinaloa”.

Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, diputado de MC, señaló que la inseguridad representa una de las más grandes amenazas a la nación; es un problema de Estado. Propuso un nuevo acuerdo nacional de seguridad, justicia y paz en el que se coordinen los tres órdenes de gobierno. Preguntó si el Ejecutivo está dispuesto a una nueva estrategia que considere a estados y municipios y reestructurar el presupuesto 2020 para recuperar partidas que reflejan una baja de fondos en la materia.

De Encuentro Social, el diputado Jorge Arturo Argüelles Victorero propuso cero financiamiento público a partidos políticos, que representa cinco mil millones de pesos para invertir en fortalecimiento y operación de la Guardia Nacional o el Centro Nacional de Inteligencia; asignar más recursos al sector salud y fortalecer al campo mexicano

El diputado Arturo Escobar y Vega (PVEM) expuso que entre 2006 y 2018 se implementó una estrategia de seguridad que no funcionó, hoy por hoy, por lo menos 30 entidades federativas tienen problemas graves. Se requieren más fuerzas armadas y marinos; que más mexicanos se integren a las escuelas militar y naval y que, con la Guardia Nacional y el bando civil, se formen elementos que ayuden en esta tarea. Además, pueden contribuir a abatir la bomba de tiempo en que se ha convertido el sistema penitenciario.

Frida Alejandra Esparza Márquez, diputada del PRD, sostuvo que en los 10 meses del gobierno actual se han registrado más de 30 mil asesinatos y que a esta dependencia se le han brindado todas las herramientas para cumplir; preguntó por qué ha fallado en su tarea, a qué factores se atribuye esa ineficiencia y cómo explicar que 67 por ciento de la población considera que la inseguridad sigue siendo un problema grave. Ratificó la solicitud de juicio político al funcionario, dada la falta de resultados, y la actuación del 17 de octubre. “En este sentido, resultaría una actitud de congruencia que presentara su renuncia”.

La diputada sin partido, Ana Lucía Riojas Martínez, señaló que lo sucedido el “jueves negro en Culiacán” tiene mucho ruido, muchas imágenes, pero nada de claridad. Preguntó cuándo se enteró el gabinete de seguridad sobre el operativo, cuándo informaron al Presidente, quién dio las órdenes; por qué se dijo que había sido espontáneo si no lo fue y por qué se originó a pedido de los Estados Unidos. Agregó que también se deben explicaciones sobre lo sucedido en Tepochica y en Nuevo Laredo.

En sus respuestas, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño señaló que la violencia engendra más violencia, y hoy hay un cambio de estrategia, “dejamos atrás la visión exclusivamente policial y militar para atender las causas profundas que generan la inseguridad”.

Subrayó que el problema de la inseguridad no es una responsabilidad exclusivamente policial, el uso de la fuerza pública es un recurso legítimo del Estado, pero no es el primero.

“Tenemos que atender las causas profundas que generan la inseguridad; combatir la corrupción; cancelamos los operativos, no traemos a los cuerpos de seguridad de arriba, abajo. Impulsamos la creación de la Guardia Nacional para garantizar una presencia permanente en todas las regiones del país”.

La Guardia Nacional, dijo, es una decisión histórica, y a sólo escasos siete meses de su creación constitucional, está constituida ya presupuestalmente. Tiene formación administrativa y organizacional y cuenta con un despliegue de 72 mil elementos a nivel nacional.

El secretario Alfonso Durazo subrayó que nunca antes el Ejército, la Marina y la Policía Federal, han dado la información que se ha puesto sobre la mesa en el caso Culiacán. “Lo hacemos así porque no tenemos nada que ocultar. Bienvenido quien quiera participar en el tema, cuenten con nosotros. Requerimos de más fuerzas”.

Puntualizó que el tema de su renuncia, “es lo de menos. Si una renuncia resolviese un problema de la dimensión que tenemos, no tendría ningún inconveniente en ponerla sobre la mesa. Lo he dicho en otras ocasiones: Ni busqué esta responsabilidad, pero una vez asumida, no la eludiré y estaré aquí cumpliendo en la medida en que tenga que aportar a la solución del problema de la inseguridad”.

“Urge una seguridad si pretextos; necesitamos seguir transitando por la vía de la neutralidad política para enfrentar el reto. Tenemos una altísima responsabilidad conjunta y requerimos construir y operar soluciones eficaces”.

Pugnó por una justicia para los 43 de Ayotzinapa, y resaltó: “el esfuerzo que está haciendo el gobierno ojalá se hubiese hecho en anteriores regímenes. Entiendo que se aproveche políticamente el tema, pero el gobierno tiene claro el compromiso y la certeza de que en este y en otros temas como el de los desaparecidos, vamos a rendir buenas cuentas, porque estamos haciendo en esa materia un esfuerzo sin precedentes”.

Se recibieron 26 mil cuerpos sin identificar y hoy llegan ya a 40 mil. Son cuerpos de homicidios que sucedieron en otros gobiernos, pero “no podemos evitar que ahí hay un gran problema y tenemos que asumirlo de manera compartida, sin echarnos la bolita unos a otros”.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana destacó que el tema de la seguridad en el presupuesto tiene un lugar privilegiado. “A mí me gustaría que el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) tuviese más recursos, pero hoy la prioridad con mucho es la consolidación y maduración institucional de la Guardia Nacional y hacia ahí hemos enfocado los mayores recursos”.

Compartir