Creencias religiosas de cada persona no pueden incidir en la despenalización del aborto. Hay que respetar el derecho de interrumpir su embarazo: Zaldívar

El ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, señaló que las creencias religiosas de cada persona no pueden incidir en la despenalización del aborto. Instó a respetar el derecho de las demás personas que decidan interrumpir su embarazo.

En conferencia de prensa, el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), enfatizó que respeta la religión de todos, pero ésta no se puede anteponer ante las libertades de los demás. Y especificó que las mujeres tienen el derecho a decidir sobre su propio cuerpo.

“Las creencias religiosas son del ámbito interno de cada uno, de cada una, yo respeto mucho a todas las confesiones religiosas, pero me parece que en un Estado laico tenemos que decidir con fundamento en los derechos humanos establecidos por la Constitución y por lo tratados internacionales de los que México es parte”, puntualizó.

Asimismo, opinó sobre la polarización que ha causado las despenalización del aborto en torno a la creencias religiosas: “Entiendo a todas las personas que no comparten la decisión de respetar el derecho de las mujeres a decidir sobre la gestación, pero lo que debemos decir es que aquí no se está obligando a nadie a abortar, simplemente se está quitando la criminalización de las mujeres y personas gestantes”.

El ministro presidente indicó que aquellas personas que sus creencias no les permitan abortar, que simplemente no lo hagan, pero que respeten el derecho de las demás personas que decidan interrumpir su embarazo.

“Aquellas personas que su creencias, que su fe, o sus convicciones no les permiten abortar, me parece perfecto que no lo hagan, pero también me parece perfecto que respeten el derecho de las demás de hacerlo si así lo deciden”.

Se congratuló por la declaración de inconstitucionalidad en torno a criminalizar el aborto porque se dejará de penalizar injustamente a las mujeres por el hecho de ejercer sus derechos.

“Sería deseable que este tipo (criminalización del aborto) desapareciera de todas las leyes federales y locales, pero ahí nosotros no podemos incidir, a nosotros nos toca solamente incidir en el ámbito de los jueces y en el ámbito de los defensores”, puntualizó.

Compartir