La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exigió a los legisladores nombrar al fiscal anticorrupción y al auditor de la federación

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), tildó de “irresponsables” a los legisladores por dejar “sin cabeza a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y al mismo tiempo rehusarse a nombrar el fiscal anticorrupción.

Fueron severamente criticados por la central patronal, que dirige Gustavo de Hoyos Walther, dado que la corrupción es una de las principales preocupaciones de los mexicanos y los legisladores optaron por no nombrar a estos dos cargos.

“Siendo la corrupción una de las principales preocupaciones ciudadanas, es irresponsable que los diputados hayan dejado sin cabeza a una de las instituciones más críticas para promover la transparencia y el buen uso de los recursos públicos”, indican.

Es así que la Coparmex exigió a los diputados dejar de lado su política partidista y cumplir a cabalidad con sus funciones para resolver los pendientes en materia anticorrupción, transparencia, seguridad y publicidad gubernamental.

“Demandamos que los legisladores cumplan a cabalidad con sus funciones, que dejen en segundo plano la política partidista que los vuelve ineficientes y crecientemente omisos ante el deber”, manifestaron en un comunicado.

En ese mismo comunicado demandaron de los diputados convocar a periodo extraordinario para discutir estos asuntos que dejaron pendientes el de auditor de la federación, el fiscal especial en delitos de corrupción y la designación de magistrados del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, especializados en casos anticorrupción.

“Es imperante que estos nombramientos se hagan en base a la evaluación de los perfiles profesionales y la trayectoria. Cuidar a toda costa, la selección de personas cercanas a las cúpulas partidarias o a la presidencia de la república, lo que afectaría la independencia de la función y sesgaría la aplicación de la ley”, señalan.

Compartir