El gobernador de Jalisco dice compartir ideología de AMLO de no tener salarios que ofendan la dignidad del pueblo, pero Enrique Alfaro apoya los súper sueldos del Poder Judicial

De frente a los integrantes del Poder Judicial, el gobernador Enrique Alfaro Ramírez dijo estar de acuerdo con los principios del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien ha emprendido una lucha por la justicia salarial en un país en donde ciertos funcionarios llegan a ganar hasta 600 mil pesos mensuales frente a una mayoría que sólo logra seis mil pesos. No obstante, el político jalisciense apoya los súper salarios que se despachan en el Poder Judicial criticando a aquellos gobernantes (en alusión a AMLO) que con ocurrencias se bajan el salario trastocando la Constitución.  

En el marco del segundo informe del magistrado Ricardo Suro, presidente del Supremo Tribunal de Justicia, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, volvió al discurso del “respeto básico del Pacto Federal que es la separación de poderes”.

Pero en su calidad de gobernador de Jalisco se desmarcó de esa separación de poderes al dejar en claro a los integrantes del Poder Judicial que desde su posición no cree que trasgreda la separación de poderes si les exige revisar el modelo de elección de magistrados y jueces.

“Yo no veo que se cometa un atropello si le planteamos por ejemplo al Consejo de la Judicatura la necesidad apremiante de revisar este modelo de elección de los jueces de este estado, la existencia de una lista que nadie entiende cómo o por qué se formó sin ningún tipo de evaluación actualizada para poder tomar la decisión de quienes son las personas más preparadas para ocupar un cargo.

“Yo no creo que esté trasgrediendo la idea del respeto a la soberanía del Poder Legislativo si le planteo a los señores legisladores la necesidad y el respeto a nuestro estado de cambiar el modelo y la asignación de cuotas para elegir a quienes van a tener una representación en el Poder Judicial, que ya no podemos seguir con este esquema de reparto de partidos sin  cuidar los perfiles de quienes van a asumir la responsabilidad tan importante como las que en el Congreso se deciden”, les indicó.

En ese mismo escenario se emuló al liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, el Presidente emanado de la izquierda que se ha bajado el sueldo para que ningún otro funcionario gane más que el Presidente.

Enrique Alfaro dijo compartir la demanda del “presidente Andrés Manuel López Obrador, la necesidad de tener salarios justos, de tener salarios que no ofendan a la dignidad del pueblo”.

Pero de inmediato vino la crítica a quien ahora gobierna a México con un partido distinto al del Mandatario jalisciense.

“Esa decisión no puede tomarse tampoco violentando la Constitución porque la Constitución también están establecidas disposiciones que permiten garantizar que el salario se convierta en un elemento central de la autonomía judicial, lo entendemos y respetamos ese principio, pero por lo mismo invitamos al Poder Judicial a que sean ustedes mismos los que tomen cartas en el asunto.

“A que planteen al Congreso una posición que nos permita encontrar una ruta y un punto de equilibrio para que no quede sujeto el salario de los encargados de impartir justicia a la voluntad, a la ocurrencia o al capricho de un gobernante.

“Lo digo de otra forma no podemos permitir que si llega un gobernador y dice que quiere ganar diez mil pesos obligue a quienes se encargan de impartir justicia a ganar menos de diez mil pesos. Eso es al final de cuentas uno de los riesgos de plantear rutas que no respeten los principios fundamentales del Pacto federal”.

Compartir