Olga Sánchez Cordero advirtió que el gobierno de Javier Corral Jurado será el responsable si se revisa y modifica el Tratado de Aguas de 1944 con EU. Actualmente favorece a México

Al comparecer en la Cámara de Diputados, Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, advirtió que será responsabilidad del gobierno de Chihuahua, de Javier Corral Jurado, si se llega a revisar y modificar el Tratado de Aguas de 1944 con Estados Unidos. Reiteró que actualmente favorece a México dado que el 75 por ciento del agua le toca a México y el otro 25 a los norteamericanos.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) compareció en la Cámara Baja con motivo del Segundo Informe de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y allí frente a los diputados federales advirtió sobre las consecuencias de no cumplir la entrega del agua que marca del Tratado de Aguas de 1944.

Señaló que será el gobierno de Chihuahua, de extracción del Partido Acción Nacional (PAN), el responsable si se llama a revisión y se modifica el Tratado de Aguas de 1944 celebrado entre México y Estados Unidos.

“No quisiera que por ningún motivo que este Tratado fuera revisado, o modificado en alguna de sus partes, y que el responsable fuera el Gobierno de Chihuahua”, indicó la secretaria de Estado.

Destacó a los legisladores que el este acuerdo internacional favorece a México, ya que se contempla la entrega del 75 por ciento del agua a nuestro país frente al 25 por ciento para los estadounidenses.

Ante la toma de la presa La Boquilla, Sánchez Cordero les recordó a los opositores que el agua es propiedad de la nación y que además las presas son instalaciones estratégicas de seguridad nacional.

“El agua es de la Nación, las presas son instalaciones estratégicas de seguridad nacional, como tal, deben ser custodiadas por la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano por ser instalaciones estratégicas y la competencia es federal sobre las aguas nacionales y las presas como instalaciones estratégicas de seguridad nacional, si no queda claro, que quede claro”, subrayó.

Compartir