Caso Iconia: Si fue un error histórico el convenio de 2008, el del 2016 equivale a un robo en despoblado, advierte Tonatiuh Bravo en cuanto a la entrega del predio a particulares

Pablo Lemus, Presidente municipal de Guadalajara señaló que el “…proyecto ICONIA fue un error histórico…pero que están atados de manos…porque desde aquel año se firmó un fideicomiso irrevocable…no se podía dar marcha atrás en la donación del terreno hacia el particular…” Sobre estas declaraciones, el regidor Tonatiuh Bravo, afirma que no es cierto que sea una donación y que se trata de un Fideicomiso irrevocable, pero con cláusulas que condicionan en forma contundente esa irrevocabilidad.

Respecto de los Decretos aprobados señala el regidor que no se trató de una donación, siempre ha sido una “aportación condicionada”, lo cual se establece en el Decreto de 2008 que a la letra dice:

“Segundo. Se aprueba celebración de un Convenio de Asociación entre el Municipio de Guadalajara y la empresa denominada Mecano América Sociedad Anónima de Capital variable, sus subsidiarias y las personas morales designadas por ésta, para el desarrollo del proyecto denominado “Puerta Guadalajara” el cual se identifica en los anexos que forman parte integrante del presente dictamen mediante la afectación y aprobación condicionada de una superficie aproximada de 136,495 m2 a un Fideicomiso que servirá como instrumento para el cumplimiento de las obligaciones y garantía de los derechos de Mecano América Sociedad Anónima de Capital Variable y del propio Ayuntamiento de Guadalajara; aportación condicionada al cumplimiento de la entrega al Ayuntamiento de las obras que se relacionan en el punto Cuarto del presente decreto, las que actualmente ascienden a un valor presente de US$65,534,000”….

Para 2016 el objeto del Decreto no cambió, continuó siendo una aportación condicionada.

Sin embargo, se le causa un mayúsculo daño al patrimonio municipal al conceder: Segundo. Se aprueba la suscripción de los convenios modificatorios al Convenio de Asociación, así como al Contrato de Fideicomiso, ambos celebrados el 10 de noviembre de 2008 y derivados del decreto municipal número D 54/17/08 de fecha 19 de junio de 2008, publicado en la Gaceta Municipal de Guadalajara el 10 de julio del mismo año; con la finalidad de llevar a cabo el proyecto denominado “Fondo ICONIA”.

Para tal efecto, se reconoce a la sociedad denominada Operadora Hotelera de Salamanca, S.A.P.I. de C. V, como cesionaria de los derechos emanados del Convenio de Asociación, así como de los derechos fideicomisarios derivados del Contrato de Fideicomiso, cuya titularidad original correspondía a “Puerta de Guadalajara S.A. de C.V.” de conformidad con el contenido del Contrato de Cesión de Derechos Fideicomisarios de fecha 22 de febrero de 2012….

Como es fehaciente, el decreto de 2016 no solo reconoce un acto ilegal, evita ejecutar la pena convencional por incumplimiento por la cantidad de $65.534,000.00 de dólares, se pactan obras distintas sin actualización del tipo de cambio, ni la inflación y se contemplan cláusulas favorables a la nueva empresa.

Así también, no es, como señala Pablo Lemus, que “estemos contra la pared y atados de manos”, lo anterior se demuestra por el juicio mercantil interpuesto por el Ayuntamiento (cuando era Enrique Alfaro Presidente Municipal) en enero de 2016 y en el Acuerdo con efectos de Dictamen votado por el pleno del Ayuntamiento en octubre de 2016, a fin que continuara el juicio mercantil. El juzgado, al darle entrada, reconoce el interés jurídico y materia, en favor del Municipio de Guadalajara. Eso es lo que debe hacerse ahora.

También está demostrado que, en el acuerdo de agosto de 2016, el pleno del Ayuntamiento votó la modificación de varias cláusulas del Convenio de 2008 que afectaron al Fideicomiso y modificaron términos y condiciones ¿cómo es que si es revocable para unas cosas y para otras no?

Bravo Padilla sostiene que “Si fue un error histórico el convenio de 2008, el del 2016 equivale a un robo en despoblado: se legalizó la trasmisión de derechos de Puerta Guadalajara a Organización Hotelera Salamanca cuando estaba explícitamente prohibida en las cláusulas; se dejó de cobrar 65.5 millones de dólares de penalización por incumplimiento, se renunció a la recuperación de los terrenos, y se modificaron las obras y montos generando una pérdida económica al municipio al no aplicar el valor del dólar en 2016 sino el de 2008”. Y señala: esto ocurrirá otra vez si no se actúa jurídicamente contra los desarrolladores.

Hay argumentos suficientes para que el Ayuntamiento hoy en día demande la recuperación de los terrenos:

–        En el convenio de 2016 estableció 18 meses para que estuviesen entregadas el 66 por ciento de las obras y 24 meses para el 34 por ciento restante, esos plazos fenecieron en julio de 2018 y enero de 2019 respectivamente, cosa que no ocurrió,

–        En la cláusula novena señala que, si no se entregan 3 Acciones Urbanísticas o más, será causal de rescisión (cosa que ocurrió desde 2019).

–        La cláusula décima sexta señala, que: “El derecho real de la propiedad para OHS permanecerá aportado al fideicomiso, en tanto no se cumpla con la obligación de construir el Parque Lineal”

Por lo tanto, cualquier acto jurídico contrario al convenio es nulo de pleno derecho

–        Existen penas convencionales por mora, correspondiente a la aplicación del 0.5 por ciento al monto de inversión de la Acción Urbanística sin ejecutar, por cada trimestre de retraso en la entrega.

Por último, el regidor Tonatiuh Bravo exhorta al Presidente Municipal y a las y los regidores integrantes del Ayuntamiento, a fin de que se actúen con energía en defensa del patrimonio del municipio y se honre la representación dada por el voto popular.

Compartir