El presidente Andrés Manuel López Obrador advierte de pagos millonarios a Carso, IEnova y TransCanada por siete gasoductos sin funcionar

Al dar a conocer el plan de fortalecimiento para el sector energético, el jefe del Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador denunció que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pierde 21 mil millones de dólares por pagos a Carso, IEnova y TranCanadá por siete gasoductos sin funcionar.

En Presidente de México indició que se dieron contratos para la construcción de gasoductos, de 1988 al 2012, porque durante este periodo se genera la mayor parte de la energía eléctrica con gas.

“Pero esos contratos que se entregaron, además de ser particulares, de ser privados los ductos, la Comisión Federal de Electricidad es la garante de la compra del gas, tiene el compromiso de comprar el gas”, indicó López Obrador.

El Mandatario federal denunció que aunque los ductos no se pueden construir, como está sucediendo en siete grandes gasoductos, se tiene que estar pagando a las empresas, aunque no haya gas.

“Hay siete gasoductos parados que van a significar una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares a la Comisión Federal de Electricidad”, alertó el Jefe del Ejecutivo federal.

Tras ser cuestionado sobre las empresas que operarían estos gasoductos, Andrés Manuel enlistó a Carso, IEnova y TransCanada, que son propietarias de siete gasoductos que se encuentran detenidos y reciben subsidios, lo que significa un gasto de 21 mil millones de dólares para CFE.

“Les decía, siete ductos por los que hay que estar pagando; ductos para gas que no tienen una planta para generar, sino que se dio el contrato, se obligó a la Comisión Federal de Electricidad, una de estas reguladoras que crearon después de la Reforma Energética obligó a la Comisión Federal de Electricidad a contratar la compra de energía eléctrica a empresas particulares y a pagar si se presentaban problemas a las empresas particulares, como si se estuviese recibiendo el gas, por eso hablamos de contratos leoninos”, denunció.

Luego AMLO cuestionó el que también se subsidia a las empresas particulares porque no pagan por el servicio de la transmisión de la energía y hay que pagarle subsidio por un concepto que se llama cargo fijo, que tiene que ver también con el mantenimiento de las empresas particulares.

“Todo esto ha afectado las finanzas de la Comisión Federal de Electricidad. En todo esto han participado funcionarios, ex funcionarios del sector energético, de la Comisión Federal de Electricidad, la práctica totalmente inmoral que los funcionarios terminan su desempeño en el sector público y se pasan a trabajar a las empresas que reciben contratos”, se lamentó el Presidente.

Por último, aseveró que el Estado mexicano tiene el compromiso de no aumentar los precios de la energía eléctrica a los consumidores, “pero queremos que las empresas particulares ayuden en este propósito”.

Compartir