Tras preparar el encuentro con 15 delegados del Gobierno de México, el doctor Carlos Lomelí manifestó que cañeros refrendan apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador

Un apoyo incondicional al presidente Andrés Manuel López Obrador, manifestaron productores de caña del país, al sostener una reunión con Carlos Lomelí Bolaños, delegado de Programas de Desarrollo del Gobierno de México.

En Jalisco, a través del presidente de la Unión Nacional de Productores de Caña, A.C.,  Daniel Pérez Valdez, arrancaron las reuniones que sostendrán con delegados de 15 entidades en donde existen ingenios de azúcar.

En su mensaje, Carlos Lomelí recordó que una de las prioridades del presidente Andrés Manuel López Obrador es la transformación del campo, sin simulaciones.

Agregó que se debe proteger a los productores de caña y el precio del azúcar, pero además bajar la importación de fructuosa.

“La desventaja comercial que tenemos al momento de que se generó esta globalización, en donde nos han venido, no solamente a cerrar fuentes de trabajo, a bloquear el crecimiento del campo por las malas políticas públicas de otros sexenios, por ello es propicio para dejar a un lado los colores y siglas, y unir a todos en favor del país y la cuarta transformación”, refirió.

A los cañeros del estado, el delegado del Gobierno de México, les reiteró la decisión del Presidente de impulsar políticas públicas que permitan regresarle la justicia al campo.

A su vez, Pérez Valdez manifestó la necesidad de transformación de su organización, acorde a los cambios sociales, económicos y políticos del país.

“No somos corporativistas, no tenemos partidos, lo único que tenemos que hacer es defender los intereses de los productores de caña de azúcar y sus familias”, refirió.

Aseguró que trabajará de la mano y con lealtad, con el Presidente de México y los delegados en las 15 entidades en donde tienen representación.

Por último, informó que su organización, con estudios sustentados, propondrán una iniciativa a la Cámara de Diputados, para eliminar el impuesto a las empresas  refresqueras que utilicen azúcar de caña.

En este sentido, Lomelí Bolaños recordó que cuando él fue diputado federal impulsó una iniciativa para cobrar el 8 por ciento a los alimentos “chatarra” y destinar los aproximadamente mil 700 millones de pesos por año a un proyecto de salud en contra de la obesidad, recursos que nunca se supo a dónde fueron destinados.

Compartir