Cardenal descarta una nueva mediación del Vaticano en crisis de Venezuela y advierte que os otros llamados de Nicolás Maduro han sido “una burla”

El Administrador Apostólico de Caracas, Cardenal Baltazar Porras, descartó que se dé una nueva mediación de la Santa Sede para solucionar la crisis en Venezuela, luego que el presidente Nicolás Maduro hiciera pública una carta al Papa Francisco con este pedido.

“Creo que las circunstancias dicen que no. ¿Por qué? Porque es un llamado con una hoja en blanco para conversar, pero conversar de qué, no hay una agenda previa”, dijo el Cardenal Porras a Radio Continental de Argentina este miércoles 6 de febrero.

El Purpurado recordó que en las ocasiones anteriores en que el Vaticano participó como facilitador del diálogo, lo que obtuvo del gobierno de Maduro fue “una burla. Hay que llamar realmente así a las veces que se ha convocado al Vaticano. De buena voluntad el Papa quiso enviar a alguien y todo quedó en nada”.

Además, la intención del régimen de buscar “una salida cosmética”, hace “inviable” la medicación vaticana, precisó.

En la rueda de prensa que ofreció en el vuelo de regreso a Roma desde Emiratos Árabes Unidos, el Papa Francisco dijo que para que se dé la mediación “debe haber la voluntad de las dos partes, deben ser las dos partes las que la pidan. Ese fue el caso de Argentina y Chile” que evitó una guerra en 1978.

Juan Guaidó, que se proclamó como presidente encargado de Venezuela, no ha solicitado la mediación del Vaticano. Mientras tanto, cada día más países lo reconocen como legítimo mandatario.

En la entrevista con Radio Continental, el Cardenal Porras también dijo que “ya es tradicional del gobierno cuando se siente apretado, con el agua al cuello, que llama a sus amigos”, entre los cuales hay “países que no son del todo confiables para la causa de la democracia”. “Ese no es el camino”, agregó.

Al ser preguntado sobre si existe alguna diferencia o distanciamiento entre los obispos venezolanos y la Santa Sede, el Cardenal explicó que “hay una unidad de criterio y actuación plena y total, y un relacionamiento permanente entre el Vaticano y nosotros”. “Tenemos el total y completo apoyo del Santo Padre”, subrayó.

“Lo que pasa es lo siguiente, que cada uno tiene que cumplir su rol. Los primeros que debemos dar la cara somos nosotros. Le hemos dicho al Gobierno a través del vocero de la conferencia episcopal que está muy bien que quieran dirigirse al Santo Padre, pero primero deberían pasar por nosotros, porque hay una total sintonía y no hay nada que vayan a hacer allá que sea distinto”.

“Los que tenemos la primera opción (de diálogo) somos los que estamos viviendo la situación que padecemos”, señaló el Arzobispo.

El Cardenal comentó que con su carta al Papa, Maduro solo busca “ganar tiempo”, sobre todo cuando el pueblo de Venezuela sale a las calles buscando “una salida pacífica” a la grave crisis del país.

“La situación cada día, en el plano social, empeora porque estamos en un proceso como de un tobogán, en caída, por los precios no solo de alimentos y medicinas, sino también por la ausencia de respeto a los derechos humanos”, lamentó el Administrador Apostólico de Caracas.

Compartir