Putin y Erdogan advierten de arriesgado e ilegal el asesinato de Soleimani y rechazan las acciones de Estados Unidos. en el golfo Pérsico

Los presidentes Vladímir Putin, de Rusia, y Recep Tayyip Erdogan, de Turquía, han calificado el asesinato del general iraní Qassem Soleimani a manos de Estados Unidos, como un acto arriesgado e ilegal. Al mismo tiempo los mandatarios rechazaron las acciones bélicas de Washington en el Golfo Pérsico.

Lo anterior fue dado a conocer en rueda de prensa Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

“Los presidentes discutieron la situación en el Golfo Pérsico como resultado de las acciones ilegales y muy arriesgadas de Estados Unidos en Irak contra ciudadanos iraníes, incluido Soleimani”, explicó Lavrov.

Los Jefes de Estado se reunieron en Estambul antes de inaugurar el gasoducto Turkish Stream.

Según lo expresado, Putin y Erdogan externaron su profunda preocupación por la escalada de tensión en la zona y aseguraron que el asesinato de Soleimani es un acto que busca desestabilizar.

Desde el ataque aéreo lanzado por el Pentágono en Bagdad, la situación en el Golfo Pérsico se ha vuelto explosiva, ya que arteramente fueron asesinadas 12 personas, entre ellas Soleimani y el líder de Kataib Hezbolá y de las Fuerzas de Movilización Popular, Abu Mahdi al Muhandis.

Posteriormente, Irán atacó con 22 misiles balísticos dos bases aéreas iraquíes que albergan tropas estadounidenses, en respuesta al asesinato de Soleimani.

Luego de los ataques, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anunció nuevas y más severas sanciones económicas para Irán al tiempo que amago: “¡Tenemos el Ejército más poderoso y mejor equipado del mundo!”.

Compartir