Cámara de Diputados aprobó dictamen que reforma Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a fin de considerar la violencia digital, entre los tipos de violencia

Con 400 votos a favor y ninguno en contra, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a fin de considerar a la violencia digital, entre los tipos de violencia contra las mujeres.

Al respecto, la Presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Angélica Rojas Hernández, manifestó que la Legislatura de la Paridad sigue dando testimonio de su compromiso por avanzar en la lucha en contra de la violencia de género.

“Quiero sumarme a las felicitaciones que se han hecho a la Comisión de Igualdad de Género, y a todos los grupos parlamentarios, por aprobar este dictamen contra la violencia digital”, comentó.

El documento, aprobado en lo general y en lo particular, modifica la fracción sexta al artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Se envió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Con este dictamen se define que violencia digital se entiende como los actos de acoso, hostigamiento, amenazas, insultos, vulneración de datos e información privada, divulgación de información apócrifa, mensajes de odio, difusión de contenido sexual sin consentimiento, textos, fotografías, videos y/o datos personales u otras impresiones gráficas o sonoras, verdaderas o alteradas.

También se considera como violencia digital cualquier otra acción que sea cometida a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, plataformas de Internet, redes sociales, correo electrónico, aplicaciones o cualquier otro espacio cibernético que atente contra la integridad, dignidad, intimidad, libertad, vida privada, que vulnere algún derecho humano de las mujeres.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, diputada Wendy Briceño Zuloaga, consideró necesario blindar las garantías de la comunidad digital, porque es común que videos o imágenes de contenido sexual de mujeres y niñas sean difundidos sin su consentimiento.

Explicó que la reforma no busca coartar el derecho a la sexualidad, porque no se limita el intercambio consensuado de contenido sexual. Sin embargo, el espacio digital tiene nuevas conductas delictivas, que por el anonimato y la masificación de usuarios permite que el acoso, el hostigamiento y la violencia sexual se reproduzcan.

Al incluir este tipo de violencia en la ley, dijo, se establecen las medidas de coordinación entre la Federación, los estados y los municipios, a fin de prevenir, sancionar, erradicar y reparar el daño ocasionado por la violencia digital.

Precisó que en México hay 88 millones de usuarios de Internet, que representan el mismo universo de usuarios de las redes sociales. Eso significa que el 67 por ciento de la población nacional es consumidor activo de las plataformas digitales, donde hay violencia cotidiana contra las mujeres.

Según el informe “Combatir la violencia en línea contra las mujeres y las niñas. Una llamada de atención al mundo”, de la Comisión Nacional de las Naciones Unidas para la Banda Ancha, órgano perteneciente a la Unión Internacional de Telecomunicaciones, y la Unesco, evidencia que la violencia cibernética contra las mujeres y las niñas, tiene dimensiones pandémicas.

Agregó que el dictamen surge del esfuerzo de todas las jóvenes que visibilizan la protesta legítima con la responsabilidad del Estado mexicano por velar por la vida de todas.

Posicionamiento de los grupos parlamentarios

De Morena, la diputada Ana Patricia Peralta De la Peña sostuvo que es obligación del Estado erradicar la violencia contra las mujeres. Propuso revisar constantemente el marco jurídico para que sea una herramienta efectiva que proteja y reconozca la realidad que se vive, de lo contrario los esfuerzos serán insuficientes e inútiles. Este dictamen es una respuesta a las denuncias de delitos derivados del uso de los medios digitales, por un abuso de confianza que atenta en contra de la intimidad y dignidad de niñas, adolescentes y mujeres.

También de Morena, la diputada Lizeth Amayrani Guerra Méndez indicó que se prospera en la erradicación de la violencia contra las mujeres “y lo que sigue es avanzar hacia su tipificación y sanción en el Código Penal Federal”. La violencia digital, subrayó, es un lastre para las mujeres, que crece como extorsión, amenazas, suplantación de identidad y violación a la intimidad. De ahí la importancia de reconocerla, visibilizarla y definirla, pues se comete en la más absoluta impunidad y las mujeres quedan en la indefensión total al no poder frenar y denunciar contenidos que abarcan toda clase de discriminación.

Del PAN, la diputada Madeleine Bonnafoux Alcaraz indicó que con este dictamen se abre la posibilidad de tomar medidas presupuestarias y administrativas frente a este tipo de violencia para prevenirla y atenderla. Además, se podrán fomentar programas de educación para concientizar a niñas, niños, adolescentes, jóvenes y a la sociedad sobre las causas y consecuencias de la violencia en línea contra las mujeres, así como establecer protocolos de actuación. Se pronunció por visibilizar la violencia digital a fin de garantizar el acceso de las mujeres, adolescentes y niñas a una vida libre de violencia en el espacio online.

La diputada Hortensia María Luisa Noroña Quezada, del PRI, manifestó su voto a favor del dictamen pues es un paso adelante para erradicar, prevenir y sancionar la violencia digital, que “es una lapidación moderna que atenta, liquida, acosa, hostiga, amenaza, insulta y vulnera la integridad, dignidad y derechos humanos de las mujeres”. Ratificó su compromiso irrestricto con la agenda de las mujeres.

Al hacer uso de la palabra, la diputada Maribel Martínez Ruiz (PT) indicó que la violencia contra las mujeres persiste por la falta de regulación en Internet y que con la incorporación del concepto de ciberacoso o violencia digital en la ley se podrán castigar conductas delictivas que atenten contra la integridad, dignidad, intimidad, libertad, vida privada o vulneren alguno de los derechos humanos de las mujeres.

La diputada Olga Patricia Sosa Ruiz, de Encuentro Social, urgió poner un alto al control y la manipulación de la información digital, porque se transforma en agresiones físicas, psicológicas, hostigamiento, amenazas, acoso y vejaciones que llevan al suicidio a las víctimas. “Es momento de erradicar esas conductas. Basta de ser blanco de burlas y humillaciones por el sólo hecho de ser mujer. Pongamos un alto a lo que nos mata”.

Por el PRD, la diputada María Guadalupe Almaguer Pardo sostuvo que la violencia digital ha sido tipificada y sancionada con penas de cuatro a ocho años de prisión, pero sólo en diez entidades del país. Con esta reforma se define la violencia digital como la divulgación, distribución, o publicación de imágenes, audios o videos de una persona con contenido íntimo, sexual o que sea impreso, grabado o digital, sin el consentimiento previo. No obstante; “es un tema inacabado que continúa a debate nacional, que indica que tenemos que proponer y modificar leyes para la ampliación de la justicia más pronta, expedita y adecuada”.

Compartir