“Ánimo, vamos a vencer con la fraternidad universal”, manifestó el presidente de México Andrés Manuel López Obrador a los líderes de la Cumbre Virtual del G20

Luego de mostrar solidaridad de México para los pueblos del mundo que están sufriendo por el COVID-19, Andrés Manuel López Obrador, jefe de Estado mexicano se pronunció por aprender las lecciones del mundo que está dejando la pandemia, al tiempo de dar ánimo declaró que esta pandemia se resolverá con la fraternidad universal.

En su primera participación de la Cumbre virtual de Líderes del G-20, manifestó: “Nosotros hemos considerado que lo fundamental, frente a este tipo de adversidades, es apoyarnos en los especialistas. En este caso nos hemos apoyado en los médicos, en los científicos. Los políticos no somos todólogos, necesitamos de la asesoría de los especialistas para no cometer errores”.

Dijo que es fundamental contar con el apoyo de nuestros pueblos porque “esta crisis de salud pública no se resuelve sólo en los hospitales, se resuelve en nuestros hogares. Nosotros contamos, como sucede en otros países del mundo, con una institución fundamental: la familia. La familia mexicana es la principal institución de seguridad social y ahora nos están ayudando a cuidar a la población más vulnerable, a nuestros adultos mayores, a quienes tienen diabetes, hipertensión, padecimientos renales, a madres embarazadas. Contamos en nuestros hogares con millones de enfermeras y de enfermeros”.

En la recuperación económica se debe dar preferencia a los pobres, a las microempresas familiares que “son las que están resultando más afectadas y apoyar a quienes viven de la economía informal, los que se buscan la vida como pueden diariamente, los que han llegado a esta situación de vivir día a día”.

AMLO hizo tres propuestas al G-20:

“Primero, que la ONU intervenga para que se garantice a todos los pueblos, y los países por igual, el acceso a medicamentos y a equipos, que por la emergencia están siendo acaparados por los que tienen más posibilidad económica. La ONU debe de intervenir también para que no haya especulación en compras de medicamentos, equipos, ventiladores, todo lo que se requiere.

“Dos, que las grandes potencias, las hegemonías, hagan un compromiso de tregua en este tiempo. Evitar políticas arancelarias unilaterales, no a los monopolios comerciales, revisar lo del manejo del precio del petróleo, que está afectando mucho a la economía mundial, ayudar a estabilizar los mercados financieros y atajar la especulación.

Desde luego, no al racismo, no a la discriminación. Y ánimo, vamos a vencer con la fraternidad universal”.

 

Compartir