Presidente anuncia acciones para la reactivación económica ante COVID-19 en primer informe del año al pueblo de México

Con el objetivo de impulsar la reactivación económica del país ante la pandemia de COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la ampliación de los Programas Integrales de Bienestar y la creación de 2 millones de empleos.

“La fórmula que estamos aplicando para remontar la crisis transitoria, repito, es la suma de tres elementos básicos: mayor inversión pública para el desarrollo económico y social; empleo pleno, y honestidad y austeridad republicana”, puntualizó.

En el Patio de Honor de Palacio Nacional sin invitados y únicamente con las personas indispensables para comunicar su quinto informe al pueblo de México, el jefe del Ejecutivo aseguró que “mantendremos inalterables y profundizaremos las acciones destinadas a la población más pobre y vulnerable del país”.

Indicó que la recuperación económica del país se fomentará a partir del aumento de la inversión pública destinada a la creación de empleos y a otorgar créditos a pequeñas empresas o trabajadores de la economía informar “quienes se buscan la vida, como pueden, día con día. No los vamos a dejar en el desamparo”.

Los programas sociales y de desarrollo promovidos por el gobierno llegarán este año a 22 millones de beneficiarios. De igual forma se otorgarán 2 millones 100 mil créditos personales, de vivienda y para pequeñas empresas familiares del sector formal e informal de la economía.

Este plan, dijo, se financiará con el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, los recursos que se mantenían guardados en fideicomisos y el respaldo de la Banca de Desarrollo. Aseveró que no habrá incremento o creación de nuevos impuestos y tampoco los llamados ‘gasolinazos’. Ahora Pemex, por ejemplo, vende la gasolina en 30 por ciento menos que antes de la pandemia.

El Mandatario informó que la Austeridad Republicana continuará con mayor rigor, por lo que se eliminarán los aguinaldos de altos funcionarios públicos, desde el cargo de subdirectores hasta el del Presidente de la República.

“No habrá despidos de trabajadores al servicio del Estado en ningún nivel, pero se demandará más eficiencia, más entrega, más espíritu de servicio, mayor austeridad y honestidad total”, enfatizó.

También reducirá el gasto en publicidad del gobierno, la partida de viáticos, los gastos de operación y se ahorrará más en compras a proveedores y en los costos de las obras públicas que se contratan con empresas constructoras o de servicios.

La enajenación de bienes mal habidos de la delincuencia común y a la delincuencia de cuello blanco contribuirá a la generación de recusos mediante subastas o rifas organizadas por el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

El Mandatario aseguró que el sector privado nacional respalda la respuesta social ante la emergencia sanitaria. Adelantó que la semana próxima dará a conocer un programa de inversión pública, privada y social para el sector energético por un monto aproximado de 339 mil millones de pesos.

Reconoció a los banqueros que dieron una prórroga de seis meses en el pago de créditos e intereses a sus clientes de las pequeñas empresas y el crédito a las familias.

Agradeció a los empresarios que han acatado voluntariamente la medida de aislamiento masivo que conlleva a parar actividades económicas y comerciales no esenciales, manteniendo el empleo, los sueldos y las prestaciones de los trabajadores.

El Presidente manifestó sus condolencias a las familias de quienes han enfermado o han perdido a sus seres queridos a causa de COVID-19, al tiempo que expresó su reconocimiento y solidaridad a las y los mexicanos que se han sumado a las medidas de prevención recomendadas por la Secretaría de Salud.

“México es, después de la India, el país con menos infectados por coronavirus y el tercer país con menos defunciones, por número de habitantes. Vamos bien, pero no nos confiemos. Sigamos cuidándonos en casa. Desgraciadamente, todavía falta tiempo y según los especialistas, la parte más difícil de la epidemia está por llegar. Pero tengo la certeza de que saldremos adelante, como sucede cuando la entrega, la honestidad y el profesionalismo de los servidores públicos se articula con la generosidad y solidaridad del pueblo”, subrayó.

Indicó que el Programa Emergente para el Bienestar y el Empleo que se inscribe en los postulados del Plan Nacional de Desarrollo se seguirá llevando a cabo para enfrentar la crisis transitoria de la pandemia y así regresar “lo más pronto posible a la normalidad social, productiva y política de la vida pública del país”.

Acciones para la reactivación económica:

  • 25 mil millones de pesos adicionales para la introducción de agua potable, drenaje, pavimento y la construcción y mejoramiento de 50 mil viviendas en zonas marginadas de 50 municipios del país, lo que creará 228 mil empleos directos, además de beneficios a los habitantes de las regiones.
  • Sembrando Vida se ampliará a 200 mil campesinos, adicionales a los 230 mil que hay actualmente. A partir de mayo, recibirán apoyos directos 190 mil pescadores.

  • Las sociedades de padres y madres de familia recibirán apoyos adicionales para el mantenimiento de 31 mil planteles escolares.
  • Se tienen los recursos para contratar a 45 mil médicos y enfermeras, así como a 31 mil militares, marinos e integrantes de la Guardia Nacional.
  • Se dispondrá de un fondo de 35 mil millones de pesos del ISSSTE para entregar créditos personales que van de 20 mil a 56 mil pesos a 671 mil trabajadores al servicio del Estado.
  • El Fovissste y el Infonavit, destinarán 175 mil millones de pesos para otorgar créditos de vivienda, durante estos nueve meses del año, en beneficio de 442 mil 500 trabajadores y mismos que generarán 970 mil empleos.

  • Continuará el programa de estímulos fiscales y bajos precios de gasolinas y otros energéticos en la zona fronteriza del norte del país. No aumentarán los impuestos ni se crearán nuevos.
  • Se cumplirá el compromiso de devolver el IVA con prontitud a los contribuyentes. El tiempo fiscal dedicado a publicidad del gobierno se entregará a los medios de comunicación.
  • Sigue en marcha la construcción del aeropuerto de Santa Lucía; la rehabilitación de las refinerías y la construcción de la planta de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.
  • Aumentará la producción de gasolinas en el país; 400 mil barriles diarios se emplearán para no malbaratar el petróleo de exportación y reducir la compra de combustibles en el extranjero; Pemex dispondrá de un recursos extra de 65 mil millones de pesos, porque se le reducirá la carga fiscal; la Comisión Federal de Electricidad cuenta con financiamiento suficiente para construir las plantas termoeléctricas en la Península de Yucatán, de Baja California Sur y en otras regiones. Está asegurado, en todo el país, el abasto de energía eléctrica.

  • Inició la modernización y ampliación del Ferrocarril del Istmo y de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos. Ahí se generarán, este año, 7 mil 300 empleos. El 30 de abril se firmará el contrato de construcción del primer tramo del Tren Maya y en mayo habrá acuerdos para la construcción de cuatro tramos más. Quedarán pendientes para el 2022 485 kilómetros que se construirán con la participación de los ingenieros militares, una vez que terminen la obra del Aeropuerto General Felipe Ángeles de Santa Lucía.
  • Este año estarán en construcción cinco tramos de mil 43 kilómetros; se generarán 80 mil empleos y una derrama económica de 35 mil millones de pesos en el sureste del país.

Compartir