La organización Amedi ha exigido a Alejandro Tavares total autonomía e independencia del poder gubernamental para el Sistema Jañlisciense de Ratio y Televisión

Pronunciamiento de Amedi Jalisco respecto a la designación de Alejandro Tavares en la dirección del SJRTV

El pasado viernes 26 de abril el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, anunció el nombramiento del director del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión (SJRTV). Por el bien de las y los jaliscienses y del propio sistema, suponemos que el Ejecutivo estatal tomó la decisión tras revisar la trayectoria, las aptitudes, el prestigio y la experiencia que tiene Alejandro Tavares en medios de comunicación comerciales, y que con base en ello ha decidido confiar en que es la persona con el perfil más adecuado para dirigir el sistema de medios de servicio público que cuenta con un canal de televisión y cuatro estaciones de radio.

Coincidimos con el gobernador en que Alejandro Tavares “tiene en sus hombros un gran reto”, pues deberá asegurar que el sistema que opera con recursos públicos y que pertenece y está al servicio de las y los jaliscienses inicie “una nueva historia” al margen de los “intereses de unos y negocios de otros”.

Esperamos que Alejandro Tavares asuma el compromiso de dirigir el sistema de medios públicos con rectitud y transparencia, que su experiencia en medios comerciales no influya en la toma de decisiones al dirigir el sistema, que no busque modificar la vocación cultural y educativa que históricamente ha tenido el Sistema Jalisciense de Radio y Televisión.

Nos preocupa que en la trayectoria pública de Tavares y en sus declaraciones recientes no se refleja ningún interés, entendimiento, ni conocimiento de lo que implica o representa ofrecer un servicio público de radiodifusión, por lo que nos permitimos recordarle que entre sus obligaciones primordiales está garantizar que el SJRTV opere de acuerdo con las funciones, objetivos y criterios establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Artículo 6, apartado B) y en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (Artículos 67, 88, 223, 226, 256 y 308).

A propósito de este marco regulatorio, quisiéramos resaltar lo relacionado con la programación dirigida al público infantil y a los derechos de las audiencias:

La programación que se difunda a través de servicios de radiodifusión (TV y audio) en el marco de la libertad de expresión y recepción de ideas e información, debe propiciar el desarrollo armónico de la niñez; la difusión de los valores artísticos, históricos y culturales; la igualdad entre mujeres y hombres; la divulgación del conocimiento científico y técnico, y el correcto uso del lenguaje.

La programación dirigida a la niñez debe evitar transmisiones contrarias a los principios de paz y la no discriminación; evitar contenidos que estimulen o hagan apología de la violencia; propiciar el conocimiento científico y artístico; promover la cultura ambiental, la tolerancia y el respeto a la diversidad de opiniones; y proteger la identidad de las víctimas de delitos sexuales, entre otros.

Con respecto a los Derechos de las Audiencias, el marco regulatorio establece que los televidentes y radioescuchas debemos recibir contenidos que reflejen el pluralismo ideológico, político, social, cultural y lingüístico de la Nación; así como acceder a una programación que responda a la diversidad de ideas y opiniones que fortalezcan la vida democrática de la sociedad; que se diferencie con claridad la información noticiosa de la opinión de quien la presenta; y que se establezcan mecanismos que garanticen el derecho de réplica.

A propósito de los criterios antes expuestos, le recordamos a Alejandro Tavares que la radiodifusión es un servicio público de interés general y por lo tanto debe garantizar que el SJRTV opere con total autonomía e independencia del poder gubernamental, asegurando que toda la programación, sobre todo en los noticiarios se haga una cobertura imparcial y plural de los asuntos de interés público, garantizando dar voz a todas las manifestaciones ideológicas y políticas de la entidad y del país.

Le recordamos también que a través del sistema jalisciense de medios, los ciudadanos ejercemos nuestro derecho a la información, por lo que debe promover el derecho a la libertad de expresión y preservar la pluralidad y la veracidad de la información.

De manera específica, solicitamos a Alejandro Tavares que haga las gestiones pertinentes para que vuelvan a funcionar las figuras del Defensor de las Audiencias y el Consejo Consultivo del SJRTV, y que se les garanticen las condiciones necesarias para que puedan ejercer su trabajo.

Por último, reiteramos que en Amedi Jalisco estaremos atentos y vigilantes del desempeño del recién nombrado director, sobre todo del proyecto que impulse para fortalecer el servicio y la vocación públicas del SJRTV, así como de las acciones que promueva el actual gobierno para modernizar el sistema jalisciense.

Atentamente

Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi)

Rosalía Orozco Murillo

Presidente del Capítulo Jalisco

Compartir