Alejandro Moreno intenta deslindar al PRI de Emilio Lozoya y clamó porque “no se haga un show mediático atacando a un partido político, que es el nuestro”

Alejandro Moreno desligó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de la conducta que se le atribuye a Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) detenido en España, y afirmó que “quien comete un delito tiene que enfrentar la ley”, al tiempo que, afirmó, quienes cometen una presunta acción ilícita son los individuos, y no las instituciones.

De esta manera el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI está tratando de deslindar a su partido de los casos de corrupción por los que está acusado Emilio Lozoya.

Señaló que en el PRI “lo que queremos es que ni se judicialice la política, ni que se politice la justicia”. Y, agregó, “si alguien cometió un  delito, que se le sancione, pero que tenga un procedimiento apegado a derecho”.

Indicó que “si hay denuncia, actividades o presunción de conductas ilícitas, que la autoridad haga su trabajo, pero que no se haga un show mediático atacando a un partido político, que es el nuestro, que pretenda golpear o lastimar a nuestro partido”.

Al dar a conocer su postura en torno a la detención del ex funcionario, dijo que el PRI no puede asumir una posición de responsabilidad ante los hechos de los que se le acusan, “cuando hay conductas personales”.

Además, puntualizó que “nosotros no podemos ser abogados” de quienes son acusados de alguna actividad o conducta ilícita. Será un juez quien determine si hay responsabilidad o no”, dijo.

Expuso que hay casos de ex funcionarios, que habiendo trabajado en algún gobierno encabezado por un priista, no son militantes del partido. “Quienes cometen ilícitos son los ciudadanos o los militantes de cualquier instituto político, no los partidos políticos”, ratificó.

“Tenemos ciudadanos vinculados con el PRI, como los hay con todos los partidos políticos, y lo que queremos es que se aplique la ley”, expresó.

Demandó que en éste, como en todos los casos, las autoridades jurisdiccionales hagan su trabajo, con firmeza y claridad, “pero que no quieran echarle la culpa al PRI, cuando son  acciones personales”.

Compartir