El gobernador Enrique Alfaro Ramírez revocó el nombramiento de notario al magistrado Celso Rodríguez González y lo inhabilitó definitivamente para el cargo

Mediante una resolución ordenada por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez, se ha revocado el nombramiento de notario al magistrado Celso Rodríguez González, al tiempo que fue inhabilitado definitivamente para el cargo. Esta resolución que fue publicada en el Periódico Oficial del Estado de Jalisco también fue firmada por el secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza, y el consejero jurídico del Gobierno del Estado, Adrián Talamantes Lobato.

Trascendió la revocación del nombramiento de notario de acuerdo a un procedimiento administrativo que el Gobierno de Jalisco instauró en su contra, según el expediente Q-10/2019.

El magistrado Celso Rodríguez González obtuvo el cargo de notario 34 de la municipalidad de Guadalajara.

De acuerdo al expediente que levantó el gobierno de Jalisco, se le revoca este cargo con base a los artículos 9, 11 y 36 de la Ley del Notariado del Estado de Jalisco.

En el Periódico Oficial del Estado de Jalisco se advierte que Celso Rodríguez incurrió en irregularidades, dado que al momento de hacer la solicitud para fedatario el aspirante no debería desempeñar empleo o cargo público remunerado.

Para esa fecha en que consiguió la patente de notario, Celso fungía como presidente del Supremo Tribunal de Justicia (STJ). Y el FIAT de notario le fue otorgada el 9 de marzo del 2012.

De acuerdo al resolutivo Celso Rodríguez no cumplió con los requisitos necesarios para otorgar la patente de notario por lo que el gobernador Enrique Alfaro Ramírez determinó revocarle dicha patente e inhabilitarlo en definitiva para el desempeño de dicho cargo. Esto de acuerdo al artículo 154 de la Ley del Notariado del Estado de Jalisco.

Qué dice la Ley del Notariado del Estado de Jalisco

Artículo 9°. Para obtener la patente de aspirante al ejercicio del notariado se requiere:

  1. No estar comprendido en el supuesto de incompatibilidad con el ejercicio notarial a que esta ley se refiere.

Artículo 36. El ejercicio del notariado es incompatible con el desempeño de empleos o cargos públicos remunerados por la Federación, el Estado, los municipios, sus organismos descentralizados y empresas de participación estatal mayoritaria.

Artículo 154. Se revocará el nombramiento del notario y se le inhabilitará definitivamente para desempeñar dicho cargo, cuando incurra en cualquiera de los siguientes casos:

  1. Existir en su contra sentencia definitiva ejecutoriada que lo haya condenado por delito intencional, que amerite pena corporal por más de un año de prisión.

Cuando se trate de delitos patrimoniales contemplados en el Código Penal del Estado de Jalisco, se le impondrá la sanción cualquiera que haya sido la pena;

  1. Ejercer la función notarial, simultáneamente, con cargos públicos, en violación a lo que dispone la presente ley;

III. Haber obtenido la patente de aspirante al ejercicio del notariado o el nombramiento de notario, utilizando documentación apócrifa o haciendo manifestaciones falsas;

  1. Por no entregar el protocolo y sello de autorizar cuando sean requeridos por la Dirección de Archivo de Instrumentos Públicos en los términos de los artículos 189 y 190 de esta Ley;

  2. Permutar su adscripción;

  3. Reincidir en cualquiera de los supuestos a que se refiere el artículo 152 de esta Ley; y

VII. En los demás casos en los que así lo determinen las leyes.

Compartir