Tras el asesinato de seis policías, Enrique Alfaro, el gobernador electo de Jalisco, advirtió sobre cambios en el modelo policiaco a fin de enfrentar el crimen organizado

Al condenar el asesinato de seis policías de las corporaciones de Guadalajara y Zapopan, Enrique Alfaro Ramírez, el gobernador electo, advirtió sobre cambios en el modelo policiaco, específicamente en la Fiscalía General, de la que dio no puede ser “un simple testigo” de la violencia.

Al adelantar algunos cambios del modelo policiaco, Enrique Alfaro, quien tomará protesta como gobernador de Jalisco el próximo seis de diciembre, deja un mensaje contundente al crimen organizado sobre que se actuará con firmeza y con un combate directo.

Aunque omitió criticar el actual modelo de las policías, sí anunció que su administración cambiará el papel de la Fiscalía General, de la que evidenció ya no puede ser solo “un simple testigo” de lo que está ocurriendo con la violencia en la ciudad.

El Gobernador electo reconoció que “estamos viviendo un momento crítico, es un problema muy complejo. Tengo perfectamente claro que la seguridad es el tema más importante en la agenda pública que nos tocará asumir a partir del seis de diciembre. Estamos preparándonos para hacerlo de manera correcta, hoy por lo pronto lo que tengo que decir es mi dolor por la familia de los policías abatidos”.

Alfaro adelanto que se impulsará el modelo de policía mixta, la consolidación de la Policía Metropolitana y en el interior del estado se auxiliará a los municipios e inclusive el estado asumirá las funciones policiacas en los municipios que los soliciten.

Asimismo, indicó que están evaluando los perfiles a quienes asignará en las tareas policíacas y de seguridad así como de procuración de justicia.

De igual manera el político jalisciense apoyó la decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de mantener el Ejército y la Marina en las calles para el combate a la delincuencia.

Compartir