ONU está alarmada por el hecho de que se estén llevando a cabo detenciones en Hong Kong tras aprobación hace dos días de la Ley de Seguridad Nacional

La Oficina de Derechos humanos de la ONU está alarmada por el hecho de que ya se estén llevando a cabo detenciones en Hong Kong tras la aprobación hace dos días de la Ley de Seguridad Nacional por las autoridades de China.

Desde el miércoles, varios cientos de personas han sido detenidas, de las que al menos una decena han sido acusados bajo la nueva ley.

La alarma de la Oficina que dirige Michelle Bachelet se produce porque aún no hay una información completa y comprensión del alcance de los delitos.

“En un análisis preliminar, nos preocupa que la definición de algunos de los delitos contenidos en la ley sea vaga y demasiado amplia”, indicó el portavoz de la Oficina.

Rupert Colville indicó que esto puede conducir a una interpretación y aplicación discriminatoria o arbitraria de la ley, lo que podría socavar la protección de los derechos humanos

“Es esencial que los delitos creados en virtud de la legislación de seguridad nacional cumplan con el principio de legalidad, consagrado en el artículo 15.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”, concluyó.

Compartir