No ha pasado ni una semana de su asistencia a un juego de la NBA, y ahora el gobernador Enrique Alfaro es captado en el Estadio Jalisco mientras se incendiaba La Primavera

No ha pasado ni una semana de críticas al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, pos su asistencia en primera fila en un juego de básquetbol de Los Lakers y ahora lo han captado en el estadio Jalisco en el juego entre los Leones Negros de la UdeG y los Dorados de Sinaloa. Las críticas no se hicieron esperar y es que mientras se divertía se estaba incendiando el bosque de La Primavera.

En su gira por Los Ángeles, California, el Mandatario estatal se vio envuelto en el escándalo por un posible conflicto de interés al trascender que asistió en primera fila a un juego de Los Lakers, de la NBA, pero con boletos patrocinado por un empresario tequilero, según confesiones de la diputada Mirza Flores, quien para retractarse dijo que le jugó una broma, seguramente al Gobernador, a los medios de comunicación y a los ciudadanos.

Ahora Enrique Alfaro es captado por la lente, junto con el ex líder de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), César Barba, mejor conocido como Chicho, en el estado Jalisco.

Alfaro Ramírez estaba degustando del encuentro futbolístico entre los Leones Negros de la UdeG y los Dorados de Sinalo, cuyo entrenador es el argentino Diego Armando Maradona.

El Jefe del Ejecutivo fue criticado no por distraerse o divertirse, sino porque mientras departía contento con el Chicho se estaban quemando 25 hectáreas del bosque de La Primavera.

Compartir