Colaboración de nuestro lector Don Luis Carrillo:

Los vecinos de la colonia San Andrés zona oriente de  Guadalajara, queremos expresarle un inmenso agradecimiento, a su persona e investidura, por lo siguiente:

Gracias señor Presidente, por habernos impuesto las 5 reformas estructurales, que mantienen al pueblo mexicano, hundido y humillado a los pies de la banca mundial israeli-anglosajona, de Wallstreet y de la City de Londres.

Gracias señor Presidente por tenernos sin empleos, sin trabajos bien remunerados, con salarios miserables de $67.50 pesos diarios, con empleos de la ley de sub-contratación, sin reparto de utilidades y sin derecho a la antigüedad de trabajo, sin beneficios del seguro social, con semanas solidarias para despidos injustificados,  y sin apoyo de los sindicatos charros y sin ningún apoyo de la junta de conciliación y arbitraje laboral.

Gracias señor presidente; por tenernos en una esclavitud fiscal hacendaria y con tributos elevadísimos superiores a los que exige el imperio yanqui a su población.

Gracias señor Presidente, por ser usted un héroe al vender la soberanía nacional mexicana a  intereses tan hermosamente escritos, que se llaman el neoliberalismo, el TLC, acompañados de un capitalismo inquisidor del FMI.

Gracias señor Presidente, por darnos la cruzada del hambre para facilitar la hambruna en los hogares mexicanos y darle de alimento al pueblo, drogas y vicios.

Gracias señor Presidente, por darnos un plan educacional llamado robotización de las mentes sociales, para ser ciudadanos brutos, idiotas y sevilistas.

Gracias señor Presidente por que usted no ama las riquezas naturales del país, la grandeza de su pueblo, la nobleza de sus indígenas, las culturas ancestrales y lo más valioso, la raza de bronce.

Gracias señor Presidente, por entregarnos a los ingleses, a los americanos, a los españoles, a los europeos, a los canadienses y a todos los piratas que quieren acabar con México.

Gracias señor Presidente, por ser usted un servilista y tener políticas de entreguismo a los voraces señores de estados unidos que cuida el señor capital.

Gracias señor Presidente, por ser usted el hombre que tuvo el valor de destruir la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y los derechos inalienables universales de la raza mexicana.

Gracias señor Presidente, por avalar la cultura transgenero, impuesta por el manifiesto de Massachusetts del año 2006.

Gracias señor Presidente, por habernos impuesto una alimentación chatarra de consumismo salvaje al pueblo de México.

Gracias señor Presidente, por destruir todos nuestros ideales patrióticos y por aceptar una cultura 100 por ciento norteamericana anglosajona, que rompe todas nuestras tradiciones y costumbres.

Gracias señor Presidente, por imponer salarios de miseria, por imponer crisis de alimentos en los hogares, por comer tortillas con maíz amarillo que ni los puercos se lo tragan.

Gracias señor Presidente, por privatizar el agua y envasarla en refrescos, que se llaman coca-cola y pepsi cola, etc.

Gracias señor Presidente, por su osadía de homologar al sector salud para que aplique una mayor eficiencia a la eutanasia.

Gracias señor Presidente, por hundir a cada familia en la desgracia económica, moral, social y física.

Gracias señor Presidente, por aceptar a pedófilos, pederastas religiosos y a paranoicos del poder.

Gracias señor Presidente, por hacer contubernios con la iglesia católica, para ser cómplices del fanatismo religioso y un mercantilismo de las conciencias.

Gracias señor Presidente, porque usted desea que México, sea una nación en caos y que la sociedad sea destruida, como en  los casos de Acteal, Ayotzinapa, Tlatlaya, los menores muertos de la guardería ABC, las 20 mil mujeres asesinadas de ciudad Juárez, los 300 muertos de Allende, Coahuila, el tráfico de órganos de niños y jóvenes desaparecidos, las masacres de Aguas Blancas, los secuestros sistematizados en el país y la represión a los que piden justicia y libertad.

Gracias señor Presidente, porque usted no es un peligro para México; es un mártir y es bienvenido por aceptar al pie de la letra las consignas de Washington para acabar con las protestas del pueblo que pide paz, justicia, libertad e independencia, para el bien común nacional.

Gracias señor Presidente, porque usted va en el camino correcto, de entregar todos los bienes materiales y humanos de la nación, a los güeros norteamericanos que nos aman de una manera despreciativa y que de buena gana desearían que los mexicanos fuéramos desterrados.

Gracias señor Presidente, por considerar a  los mexicanos, una prole y seres inferiores que no merecemos sus consideraciones de estadista y mucho menos, ser ciudadanos que podamos recibir beneficios constitucionales.

Gracias señor Presidente, porque usted esta consumando inmaculadamente las consignas del neoliberalismo, del TLC y de las nefastas reformas estructurales, y por haber firmado los tres tratados secretos de EEUU, el TTP, el TPI y el TISA.

Gracias señor Presidente, por ser usted un alumno y ahijado excelente que acepta todas las órdenes del ex presidente señor Carlos salinas de Gortari (el chupacabras), de los expresidentes Zedillo, Fox y Calderón; maestros de las debacles  y el bandidaje más salvaje impuesto a México en los últimos tres sexenios de tinte presidencialista oligárquico.

Gracias señor Presidente, porque usted tiene razón en defender a los vende patrias, a los corruptos, a los impunes, a los ilegales; y aceptar gobiernos afiliados a la narco política, a la narco delincuencia, a la antidemocracia, al fraude electoral y a la ilegitimidad de los gobiernos del país para el triunfo de la dictadura.

Gracias señor Presidente, por indicarnos que el pueblo, primero debe de humillarse a sus pies y venerarlo, honrarlo y considerarlo como el becerro de oro; so pena, en caso de protestar, de considerar al ciudadano, como un presunto culpable.

Gracias señor Presidente, por sus grandes logros realizado en el mandato que lleva de tres años donde sus prioridades son; manchar la ley, prostituir la justicia y sepultar el derecho.

Gracias señor Presidente, porque en su gobierno debe imperar el totalitarismo, el caciquismo, la burocracia, la monarquía, la partidocracia, la cupulocracia, el fanatismo religioso, la idiotización del pueblo, con medios televisivos, negativismo del sistema tecnológico de internet, el fanatismo religioso, el gandallismo, el cohecho y otros derivados de la fuerza represora.

Gracias señor Presidente, porque en su gobierno, en México deben desaparecer los proletariados, los obreros, los campesinos, los sátrapas rebeldes, que piden justicia, paz, libertad y todos aquellos que no acepten el gandallismo ni el fariseísmo político, religioso y social.

Gracias señor Presidente, porque usted es el jefe; que marca las horas del reloj y usted decide qué hora es para la nación.

Gracias señor Presidente por seguir aceptando cambiar el día y la noche al aplicar una hora menos o una hora más al horario natural y con esto lograr ganancias millonarias para la banca norteamericana y afectar al ciudadano mexicano, creando una psicosis social al quedar desfasado de la vida común.

Gracias señor Presidente por pagar sumas millonarias de dólares para hacer publicidad de su imagen donde deben de adularlo, alabarlo, divinizarlo y considerarlo como el mejor ser egocéntrico.

En fin señor Presidente, todos estos sentimientos son la expresión más genuina de un hartazgo, que el pueblo mexicano debe de entender, como sus deseos para vivir a su modo; con conductas imperialistas que atinadamente usted  ha aceptado sin el consenso ni la aceptación de la sociedad mexicana.

Agradecemos todas las consideraciones pertinentes, a lo que le manifestamos los ciudadanos de la colonia San Andrés.

Por la emancipación de toda nuestra raza de bronce mexicana.

Atentamente: colonos de San Andrés

Guadalajara, Jalisco. México a 25/07/2015

Compartir