Plantean Acosta Naranjo y Valadés Ríos regular los gobiernos de coalición, a fin de cambiar el sistema de gobierno presidencialista del país

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Guadalupe Acosta Naranjo y el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Diego Valadés Ríos, plantearon la necesidad de regular los gobiernos de coalición, a fin de cambiar el sistema presidencialista del país.

Sostuvieron que se requiere restar poder al Ejecutivo federal e implementar contrapesos institucionales en el ejercicio de éste, durante la presentación del libro “Un gobierno de gabinete o de coalición para México? Hacia el nuevo diseño e innovación del sistema presidencial”, de Gonzalo Badillo Moreno,

Acosta Naranjo dijo que es primordial cambiar el sistema político mexicano y para ello es necesario reglamentar los gobiernos de coalición, incorporados en la Constitución desde 2014; de lo contrario, advirtió, la corrupción y la impunidad continuarán siendo la gran inconformidad de la sociedad.

“Necesitamos democratizar no sólo las reglas del acceso al poder, sino también el ejercicio del mismo y para ello hay que quitarle poder al Poder Ejecutivo y darle los contrapesos institucionales, legales y constitucionales en su aplicación”, indicó.

Expuso que no se puede dejar sólo a la voluntad de quien que gané los comicios de 2018, la decisión de hacer un gobierno de coalición o no, ya que “se pueden construir mayorías de manera democrática o de manera corrupta y en México la corrupción la traemos hasta el tuétano”.

“Si alguien gana con el 28 por ciento, que puede ser una realidad, puede creer que mediante el ejercicio del poder presidencial, del manejo del dinero y de convencer a gobernadores, legisladores y senadores, puede construirse una mayoría artificial que no refleje el sentido popular”, explicó.

El diputado perredista recordó que propuso al Frente Ciudadano por México (PAN, PRD, MC) que, a partir del 1 de julio a la toma de protesta del próximo Presidente de la República, se regule el funcionamiento de los gobierno de coalición, gane quien gane, para que esa pluralidad traiga gobernabilidad, mantenga la democracia, la tolerancia y la inclusión que requiere el país.

“Tendríamos cuatro meses, ya habría un nuevo mandato para el Congreso entrante que debería, al momento de entrar, poner un periodo especial de comisiones en trabajo conjunto del Senado, Cámara de Diputados, sociedad, academia, para dejarlo en ley y buscar el cambio de régimen”, precisó.

Valadés Ríos apuntó que ya existe una norma constitucional que rige la formación de los gobiernos de coalición, pero es fundamental contar con leyes reglamentarias que determinen cómo va a construirse el programa compartido entre los que participen en este modelo de gobierno.

“Se debe señalar cómo se van a establecer los mecanismos de supervisión, cuáles van a ser los actores que participen en ese gobierno, con respecto a las fuerzas políticas que se hayan ligado y qué responsabilidad van a tener esos actores ante el Congreso”, detalló.

El jurista advirtió de no regular los gobiernos de coalición, se corre el riesgo de que éstos sean un gran fracaso que dé pie a la formación de una nueva forma de hegemonía de los partidos que obedezcan a un solo mando, que es el Presidente de la República.

“Alguien que entienda a su favor el gobierno de coalición como la posibilidad de integrar una mayoría en el Congreso, para desarrollar un plan de gobierno apoyado por un programa legislativo y financiero, lo puede hacer en detrimento de la democracia”, enfatizó.

Sin embargo, dijo que si se reglamenta este modelo de gobierno, puede resultar un gran acierto que resulte en un gobierno de gabinete, es decir, en el conjunto de titulares de las secretarías que se controlan entre sí, lo que permitiría la plena parlamentarización del sistema presidencial.

Compartir