23 de agosto de 2017

Secciones

Publicado por en 29 jun 2016 en Internacional | sin comentarios

MARTÍN LUTERO NO SE EQUIVOCÓ, ERA UN REFORMADOR: PAPA FRANCISCO

MARTÍN LUTERO NO SE EQUIVOCÓ, ERA UN REFORMADOR: PAPA FRANCISCO

¿Qué dijo el Papa Francisco sobre Lutero y la corrupción en la Iglesia?: Las intenciones de Martín Lutero no eran equivocadas, era un reformador

Durante la rueda de prensa que concedió en su viaje de retorno de Armenia a Roma, el Papa Francisco contestó a una pregunta sobre la posibilidad de levantar la excomunión a Martín Lutero, en ocasión del próximo viaje del Santo Padre a Suecia por los 500 años de la llamada Reforma protestante.

Lo dicho por el Santo Padre ha sido manipulado por algunos medios. A continuación presentamos la respuesta completa del Papa Francisco en la rueda de prensa del domingo 26 de junio:

“Yo creo que las intenciones de Martín Lutero no eran equivocadas, era un reformador. Tal vez algunos métodos no eran los justos, pero en ese tiempo si leemos por ejemplo la historia de Pastor, un obispo alemán, que se convirtió cuando vio la realidad, se hizo católico.

En ese tiempo la Iglesia no era un modelo de imitar, había corrupción en la Iglesia, había mundanidad, el apego al dinero, al poder, y por esto él protestó.

Él era inteligente, ha hecho un paso adelante justificando por qué lo hacía, y hoy luteranos y católicos, protestantes, todos, estamos de acuerdo con la doctrina de la justificación, en este punto tan importante él no se ha equivocado.

Pero él ha hecho una medicina a la Iglesia, y luego esta medicina se ha consolidado en un estado de cosa, en un estado de disciplina, en una forma de creer, de hacer, en un modo litúrgico, y además no estaba solo, estaba Zwingli, estaba Calvino, cada uno distinto al otro, y detrás de ellos, quienes estaban, los príncipes.

Debemos meternos en la historia de ese tiempo. Es una historia no muy fácil de entender y luego fueron avanzando las cosas, hoy el diálogo es muy bueno, ese documento sobre la justificación creo que es uno de los documentos ecuménicos más ricos, más profundo, existen divisiones, dependen también de las Iglesias.

En Buenos Aires había dos iglesias luteranas, una pensaba de un modo, también en la misma iglesia luterana no hay unidad, pero se respetan, se aman, la diversidad es aquello que tal vez ha hecho tanto mal a todos y hoy buscamos retomar el camino para encontrarse después de 500 años. Yo creo que debemos rezar juntos, rezar. Por esto la oración es importante.

Segundo trabajar por los pobres, por los perseguidos, por tanta gente, los prófugos, tanta gente que sufre. Trabajar juntos, orar juntos y que los teólogos estudien juntos buscando. Este es un camino largo, larguísimo.

Una vez buscando he dicho, yo sé cuándo será el día de la plena unidad, ¿Cuál? el día después de la venida del Hijo del Hombre, porque no se sabe, el Espíritu Santo hará la gracia, y mientras tanto, orar, amarse y trabajar juntos. Sobre todo por los pobres, por las personas que sufren por la paz y tantas cosas por las que se está trabajando en conjunto”.


Compartir