24 de agosto de 2017

Secciones

Publicado por en 8 ago 2017 en ,, Nacional | sin comentarios

IMPUNIDAD DE LAS AUTORIDADES SE IMPONE ANTE LOS DESAPARECIDOS: TLACHINOLLAN

IMPUNIDAD DE LAS AUTORIDADES SE IMPONE ANTE LOS DESAPARECIDOS: TLACHINOLLAN

“Contra el dolor y el miedo: un grito de esperanza” por la presentación la justicia y la verdad de las personas desaparecidas: Tlachinollan

“En este arduo caminar por la defensa y promoción de los derechos humanos, nunca vislumbramos que la violencia e impunidad de las autoridades se antepondrían de manera atroz ante los derechos humanos universalmente reconocidos”, advirtió el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan en el Foro de Desaparición Forzada que se realizar en Chilpancingo, Guerrero.

Hicieron hincapié que la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió en su informe de país que México vive “una grave crisis de derechos humanos y violencia, que lo ha llevado a niveles críticos de impunidad y una atención inadecuada de las víctimas y familiares”.

Dicho informe -refutado por el Gobierno Federal- afirmó también que la “estrategia militarizada” iniciada por Felipe Calderón para combatir el narcotráfico, se intensificó durante el sexenio de Enrique Peña Nieto sería un obstáculo mayúsculo para avanzar en la lucha tenaz de los familiares de desaparecidos para alcanzar la verdad y lograr justicia.

Ante este panorama sombrío, indicaron, han sido las familias de las personas desaparecidas, torturadas y/o ejecutadas extrajudicialmente, quienes a costa de su dolor dejaron sus casas para alzar la voz; para ir en busca de sus familiares; exigir justicia y verdad ante las instancias nacionales e internacionales para contener esta vorágine delincuencial consentida por las autoridades.

Asimismo denunciaron que las voces de las víctimas han sido desoídas por las autoridades que se han obstinado por ocultar la verdad, sin embargo, la fuerza incontenible de las familias han desmontado esta estructura delincuencial para desenmascarar los argumentos falaces de la “verdad histórica”.

Según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), existen alrededor de 32 mil personas no localizadas (de acuerdo a las averiguaciones previas del fuero común y del fuero federal) sin embargo, las cifras no son 100 por ciento confiables, pues no existe una metodología clara que pueda arrojar un diagnóstico de la magnitud del problema que enfrenta nuestro país en este sentido.

“Son las madres, esposas, padres, hijas e hijos quienes con una foto sobre su pecho llevada como un emblema, buscan el paradero de sus familiar. Son ellas y ellos los que acuden a los servicios médicos forenses, a los Ministerios Públicos. Se han armado de gran valor para subir a los cerros y buscar fosas clandestinas. En medio de los riesgos que corren por la delincuencia protegida por las autoridades, las familias escarban en los cerros para desentrañar la verdad. Son los familiares que en medio del dolor y el miedo levantan su voz como un grito de esperanza”, sostuvieron.

A ese clamor se unieron las 43 familias de los normalistas desaparecidos desde el 26 y 27 de septiembre de 2014. Las violaciones graves a sus derechos humanos derrumbaron el escenario que el gobierno federal intentaba maquillar con la versión falaz de la verdad histórica.

“Ayotzinapa nos cimbró en la Montaña, y retumbó también por todos los rincones del mundo. Si bien esto no ha bastado para que la verdad y la justicia lleguen a las familias, su lucha y dolor han sido un micrófono abierto para visibilizar las violaciones graves a los derechos humanos contra una población inerme en bastos territorios ensangrentados de nuestro país”, señalaron.


Compartir