Readaptación cero: En 66 centros penitenciarios ubicados en 27 estados del país, se encuentran ¡bajo el control de los mismos presos!

Por Alfonso García Sevilla

El reciente informe presentado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en torno a la situación que se vive en las cárceles mexicanas resulta escalofriante, ya que señala que en 66 centros penitenciarios ubicados en 27 estados del país, se encuentran ¡bajo el control de los mismos presos! Lo que es consecuencia, como lo establece el informe en comento, de una sistemática violación del marco normativo, personal insuficiente y no apto de seguridad, ilegalidad en las sanciones disciplinarias, actividades ilícitas como extorsión y soborno, así como ejecución de actividades de la autoridad por los presos.

No se puede entender lo anterior sin la presencia de la corrupción y la impunidad en el sistema de readaptación social, que dicho sea de paso queda exhibido como ineficiente e incapaz de propiciar una reinserción de quienes ahí purgan una condena y sigue siendo una universidad del crimen, donde lejos de reformar, profesionalizan el delito.

Esto queda de manifiesto al saber de bandas que se dedican a la extorsión telefónica desde los mismos centros penitenciarios, o como quedó de manifiesto en un video filtrado a medios del reclusorio de Puente Grande en Jalisco, donde se pone al descubierto una fiesta en sus patios con grupos norteños, bebidas alcohólicas y mujeres, organizada por los mismos internos ante la ausencia de las autoridades penitenciarias.

¿Realmente el informe de la CNDH servirá para modificar el contexto actual de las cárceles en México? Lo dudo, la readaptación y la vigilancia de los derechos humanos de los presos no ha sido ni será, prioritario para los gobiernos, por lo que lejos de esperar ciudadanos reformados para su inserción social seguiremos padeciendo reincidentes en actividades delictivas cada vez más violentos y organizados. Recuerde usted, amigo lector, que en nuestro país, ante la impunidad, corrupción e incapacidad de las autoridades en la materia, el crimen SÍ paga.

 Si desea consultar el informe:

http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/generales/RecGral_030.pdf

Compartir