Ombudsman estatal, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, denunció que fenómeno de desapariciones en Jalisco se agrava por la omisión y deficiencia de las autoridades

Tras documentar un caso más de desaparición forzada en el municipio de San Juanito de Escobedo, el ombudsman jalisciense, Felipe de Jesús Álvarez Cibrián advirtió que las desapariciones forzadas y de particulares se agravan a consecuencia de omisión y la actuación deficiente de las autoridades.

[pullquote]El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) emitió un pronunciamiento con respecto al incremento de casos de desapariciones en el estado y en especial de las forzadas, donde interviene alguna autoridad.[/pullquote]

Recordó que con respecto al fenómeno de la desaparición, la defensoría pública de los derechos humanos se pronunció desde el 16 de abril del 2013.

Para ese entonces demandó de las autoridades atenerse a las legislaciones vigentes como el Protocolo de Actuación en Caso de Desapariciones de Personas, el Protocolo de Investigación y Atención en Casos de Desaparición de Mujeres por Razones de Género y el Protocolo Nacional Alerta Amber México.

Sin embargo, alertó: “No obstante, a la fecha, persiste esta deleznable práctica que se agrava por la omisión o actuación deficiente de autoridades”.

Dijo que ante el incremento de desaparecidos, es urgente mejorar los procedimientos de búsqueda e investigación.

Aunado a lo anterior hizo 27 peticiones a Dante Jaime Haro Reyes, fiscal de Derechos Humanos, y al Congreso de Jalisco, entre las que destaca evitar la indiferencia en las investigaciones, la creación de un centro de atención para denuncias de desaparición, capacitar al personal en los protocolos de investigación, garantizar el debido almacenamientos de ADN, un bando de datos genético, protocolo para la identificación de restos de personas, elaborar un informe sobre los desaparecidos y las fosas clandestinas, y otros.

Compartir