Transición de calandrias con caballos a carros eléctricos provocó un cisma en el gremio de calandrieros, quienes protagonizan enfrentamientos a las afueras de la alcaldía tapatía

A semanas que la empresa APV Internacional, S.A. de C.V. deba entregar los primeros carros eléctricos que sustituirán las calandrias con caballos, el gremio de los calandrieros ha sufrido una escisión que ha traído como consecuencia enfrentamientos entre el grupo que apoya el proyecto del alcalde Enrique Alfaro y los disidentes. El choque sindicalista está a punto de judicializarse, ya que pesan acusaciones de amenazas y hostigamientos. Por lo pronto ninguna autoridad ha mediado el conflicto.

El cambio de modelo de calandrias con caballos a motorizadas se está entrampando con denuncias y el desconocimiento del secretario general de los calandrieros, Pedro Aguilar Bautista, quien fue el personaje que representó a dicha unión y que firmó el comodato que dio a conocer el presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

Prácticamente al presentar el modelo eléctrico que confeccionó APV Internacional, S.A. de C.V., se dividieron los calandrieros y fue así que desconocieron a Pedro Aguilar y decidieron formar otra organización ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, cuyo representante es Rafael Méndez Barajas.

De acuerdo a los datos que se desprendieron en la presentación de las nuevas calandrias, serán vehículos eléctricos, con cero emisiones, amigables con el medio ambiente, evitando además el maltrato a los animales.

Para diciembre se espera que funcionen las primeras diez calandrias. En el primer trimestre de 2018 llegarán las siguientes 22 y en un año y medio se sustituirán por completo las 55 calandrias.

No obstante, las dudas persisten en el cambio de modelo y en especial en el financiamiento de los 55 carruajes, que consideran un costo de 500 mil pesos cada uno, esto equivaldrían a 25 millones de pesos, que dice el alcalde Enrique Alfaro van a ser donadas al Ayuntamiento de Guadalajara y a cambio de concesionar a una empresa de publicidad y serán entregadas en comodato a los calandrieros.

A partir de entonces se dividió el gremio, quedando 20 calandrieros con Pedro Aguilar y el resto (35) con los disidentes.

En una rueda a la que citó Pedro Aguilar Bautista quedó en evidencia el choque entre ambos grupos que está rayando en enfrentamientos verbales y hasta amenazas.

Pedro Aguilar se apostó frente a la Presidencia Municipal de Guadalajara para denunciar a los disidentes y con grabaciones en su celular intentó demostrar el hostigamiento y amenazas que han sido objeto por el hecho de enlistarse en el cambio de modelo y seguir trabajando en las áreas que están destinadas a las calandrias.

Insistió que el hostigamiento ha sido consecuencia de apoyar el modelo motorizado que propuso la administración alfarista y que en un principio fue aprobado por la totalidad del gremio.

Añadió que la mayoría de los calandrieros han firmado el cambio de modelo y están satisfechos con el decreto, más sin embargo, están amenazados y hostigados para impedirles trabajar y por ello no se han presentado públicamente a denunciar a la gente de Rafael Méndez Barajas.

El quejosos indicó que acudirán a la Fiscalía General para denunciar a los responsables de las amenazas, ya que alertó que el enfrentamiento se puede subir de tono, dado que los disidentes han expresado que van a llegar a donde tope y sin importar si ganan o pierden.

Al tiempo que arribó Pedro Aguilar también llegó ángel Martín Méndez Barajas, quien interrumpió para fustigar con “aquí están viniendo a actuar como víctimas y no lo son”.

Además indicó que la resistencia para cambiar las calandrias con caballos a carros eléctricos es porque las autoridades municipales no dan garantías jurídicas y además no han tomado en cuenta a la mayoría de los calandrieros.

Remató que Pedro Aguilar tiene amaño con Primer Edil Enrique Alfaro para hacer negocio con los calandrias motorizadas, aunque no detalla el cómo y sólo se limitó a señalar que no hay información fehaciente sobre si los calandrieros van a reconocer como dueños o no.

Insistió en que Pedro Aguiar y su gente han hecho acuerdos por “debajo de la mesa” y luego los tildó de traidores.

Compartir