Con el apoyo de más de 100 organizaciones, Lupita Ramos se postula para dirigir la CEDHJ. Propone una auténtica defensoría para el pueblo y no un organismo de enlace político

Al presentar su candidatura a la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ), Guadalupe Ramos Ponce pone los reflectores en la conducción del organismo teniendo como ombudsman a Felipe de Jesús Álvarez Cibrián quien se dedicó más al vínculo político que a la defensa de los derechos humanos, los cuales estuvieron ausentes en la agenda pública durante una década.

[pullquote]Por lo anterior, la catedrática y defensora propone una refundación del organismo dada la crisis de derechos por la que cruza el estado, al tiempo que mencionó como punta de la crisis a las desapariciones, los feminicidios, la violencia contra la niñez, los migrantes, los derechos de tercera generación, entre otros.[/pullquote]

Ramos Ponce en suma propone una auténtica defensoría para el pueblo y no una Comisión que está sujeta a condiciones políticas que revela ilegitimidad en sus recomendaciones.

Al presentar su candidatura a la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, la miembro del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) es clara al advertir que el organismo requiere de una reestructuración y autonomía, dada la crisis e derechos humanos por la que cruza el estado.

“Se hacen necesaria en Jalisco la recuperación de la autonomía y de la investidura del ombudsman, ombudsperson, como una defensoría del pueblo”, dijo al tiempo que enlistó varios requisitos para recuperar a la CEDHJ como la autonomía, ciudadanización, profesionalización, integralidad de los Derechos Humanos, estándares internacionales, trasparencias y rendición de cuentas.

Guadalupe Ramos Ponce (11)Para la integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) lanzó críticas al actual mandato de la CEDHJ en nombre de Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, dado que advirtió que usó a la comisión como vínculo político, por lo que la aspirante se ha comprometido por una auténtica defensoría del pueblo.

“Asumiré como propias las denuncias, los dolores y las consecuencias de las violaciones señaladas por las víctimas y los peticionarios, lo que implica comunicación cercana, acompañamiento, empatía y la búsqueda de todas las posibles acciones de defensa de los casos”, apuntó.

[pullquote]Con activismo de 24 años, Lupita Ramos se propone recuperar la investidura del ombudsman al advertir que se han vulnerado “los derechos humanos por una autoridad que encontró un campo preciso para su impunidad”.[/pullquote]

Subrayó que año con año se presentaron informes de actividades pero nunca se mostró un diagnóstico claro de los derechos humanos y puso como ejemplo las más de 2 mil desaparecidos, de los cuales no hay una sola sentencia.

Al declarar que “ante una gestión de 10 años que impulsó una defensa de vínculos políticos, de relaciones e intereses personales, disposición y desvío de recursos”, se pronunció por un acompañamiento a las víctimas para garantizar sus derechos.

Por lo anterior se comprometió a la creación de relatorías para la prevención de violaciones a los derechos humanos, su diagnóstico y su defensa. Entre esas relatorías destacan: Los derechos de los pueblos y comunidades indígenas, los derechos de las personas en situación de calle, víctimas de trata y formas de explotación y desaparición y desaparición forzada, defensoras y defensores de los derechos humanos, derechos de las mujeres, derechos de las y los migrantes, derechos de la niñez, derechos de las personas privadas de la libertad, derechos contra la discriminación racial, derechos de los periodistas, entre otros.

La candidatura de Lupita Ramos se ha presentado por medio de la Plataforma Derechos Humanos, en la que se han aglutinado más de 100 organizaciones de la sociedad civil. Además de cumplir con los requisitos que demanda la convocatoria emitida por el Congreso de Jalisco, la activista también presentará su declaración 3de3 para que se conozco “que es lo que tengo y con esa transparencia de los bienes con que estoy entrando, se conozca con qué bienes terminaré al concluir mi gestión”.

Entre las cartas de apoyo sobresalen la del rector de la Universidad de Guadalajara, Tonatiuh Bravo Padilla, y de Emilio Álvarez Icaza, ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Compartir