Policías de San Juanito de Escobedo han sido señalados por la CEDHJ de desaparición forzada de un hombre que detuvieron y ya no se supo su paradero

Desde el 24 de mayo del 2015 elementos de la Policía Municipal de San Juanito de Escobedo, detuvieron a un hombre y desde esa noche nada se sabe de su paradero, fue así como la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) documentó la desaparición forzada de personas y lanzó recomendación al presidente municipal José Antonio Sánchez González para que coadyuve en la investigación concluya los procedimientos administrativos contra los policías responsables.

[pullquote]A un año de la desaparición forzada de un hombre de 32 años que direccionado como culpables a policías del municipio de San Juanito de Escobedo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos dio a conocer la recomendación 20/16 dirigida a José Antonio Sánchez González, presidente municipal de San Juanito de Escobedo, por violación al derecho de la legalidad y seguridad jurídica en su modalidad de desaparición forzada.[/pullquote]

De acuerdo a lo denunciado por los familiares de la persona desaparecida, el 24 de mayo del 2015 aproximadamente a las 23:40 horas, policías municipales detuvieron al familiar por estar ingiriendo bebidas alcohólicas en la vía pública. Se lo llevaron en la unidad S-04, y desde ese momento ya no se ha sabido nada él.

Fue el 3 de junio del 2015 que los familiares presentaron una queja por comparecencia en contra de cuatro policías del municipio de San Juanito de Escobedo.

Al comparecer los policías incurrieron en contradicciones en sus informes, pero reconocieron que detuvieron a la persona desaparecida, a quien dejaron en libertad sin dejar rastros de su detención porque –aseguraron- los separos estaban saturados.

Según la recomendación 20/16 se presume la participación de los elementos policiacos en el caso de desaparición forzada.

José Antonio Sánchez González

José Antonio Sánchez González

La CNDH dio a conocer 4 recomendaciones que dirige al presidente municipal, José Antonio Sánchez González para que en primer instancia coadyuve en la investigación que realiza la Fiscalía General hasta que se esclarezcan los hechos; realice la reparación del daño y brinde atención médica y psicológica a familiares; que tramite y concluya el procedimiento administrativo sancionatorio contra los policías señalados y que se inscriban estos antecedentes en el Registro Policial Estatal, y instruya la capacitación a personal de la policía en materia de derechos humanos. 

Compartir